Ty Cobb era un fenómeno dentro del juego de béisbol, quizás el gran dominador en la primera mitad del siglo XX; eso es real y todos lo aplauden, pero más allá, en su vida social era un tipo harto complicado, muy controversial diría, pandillero y xenófobo, por solo citar y ello lo convierte en uno de los grandes enigmas del deporte en los últimos ciento veinte años.

Y está Ty Cobb, pero Babe Ruth también era complicado, mal carácter, de juerga en juerga, no cuidaba su alimentación y en los entrenamientos era un caso, uno de esos tipos de talento y poder natural que rompen todas las lógicas posibles.

En esta misma línea narrativa está Mickey Mantle, también adicto al alcohol y a las mujeres, descuidado con sus entrenamientos y por ello tal vez padeció tanto el lastre de las lesiones.

Un tipo diferente

Todos fueron grandes, leyendas e inmortales de este gran deporte; fueron grandes y polémicos y en este punto la personalidad de Albert Pujols vuelve a emerger, a cobrar importancia y a ser centro de atención pues no todos son ni pueden ser como Albert Pujols, un caballero dentro y fuera del diamante, quizás cortado a la vieja usanza como Roberto Clemente.

La historia de Pujols está escrita y ya el guion nos lleva hasta Cooperstown; 22 temporadas, 3 MVP, cercano a la utópica barrera de los 700 jonrones y al final, en su año del adiós, volviendo a casa para despedirse como los grandes, como el hijo prodigo, en el lugar donde todo empezó.

Más allá del terreno

Más allá del diamante, Pujols también es inmenso, único diría y su impacto en obras sociales es colosal, en su natal Republica Dominicana, invirtiendo en escuelas, en hospitales, en alimentación para personas desamparadas; Pujols es un ídolo de multitudes también por eso.

De igual modo su organización, Fundación de la Familia Pujols, es una entidad dedicada a ayudar a crear conciencia respecto al Síndrome de Down y sensibilizar a la gente con este padecimiento.

A través de donativos, la fundación le ha permitido solventar las necesidades a muchas familias con miembros Síndrome de Down.

La causa

La inclinación hacia este tipo de labor se debe en buena medida, tal como lo ha declarado Pujols en múltiples ocasiones, a su hija Isabella, quien nació con esta condición.

Precisamente hoy domingo, con motivo del Día del Padre en Estados Unidos, Albert Pujols comentó en un emotivo mensaje acerca de lo que significa ser papá, aludiendo que es el momento mas lindo que pueda llegarle en la vida a cualquier persona.

La leyenda es padre de cinco hijos: Isabella, Sophia, Ester, Alberto Jr y Ezra y tal como refiere MLB.com, el caribeño expresó que no hay cosa en el mundo que traiga mas felicidad que se padre y a propósito alegó que: - “… Trato de ser un ejemplo para mis hijos y ayudarlos lo más que pueda…”

Así es Pujols, siempre con la palabra exacta en el momento preciso, motivándonos a todos, inspirando, volviéndose inmenso cada segundo; todos quisieran ser como él pero no todos pueden ser Albert Pujols.