Definitivamente las mejores jugadas en el beisbol suelen darse a la defensiva, y esta vez no ha sido la excepción, cuando en la jornada de esteviernes se produjera una de las menos comunes, en el partido que sostenían los Marlins de Miami ante los Bravos de Atlanta, el primero de una serie de tres encuentros entre ellos.

Teniendo como escenario el 'LoadDepot Park', en Miami, con el encuentro igualado a dos carreras en la parte baja del séptimo inning, Tyler Matzek llegaba a reemplazar en la lomita a Collin McHugh por los Bravos, quién era recibido con un doble de Joe Berti por los predios del jardín izquierdo, y cuando llegaba el turno al bate de Jesús Aguilar, ocurriría una de las jugadas clave de la noche.

En conteo de 1 bola y 2 strikes, Matzek lanzó una recta pegada al cuerpo de Aguilar, y a Berti se le ocurrió intentar robar la tercera almohadilla, pero no contaba con la astucia de un William Contreras, quién reaccionó muy rápidamente y apoyándose en la potencia de su brazo le hizo llegar la pelota al antesalista Austin Riley y dejaba retratado a Berti, frustrando toda la ofensiva de los Marlins en esa entrada.

El nacido en Puerto Cabello, Venezuela, está en su tercera campaña en las mayores, siempre con Atlanta, con algunas actuaciones en el 'outfield', pero ya con probada actuación en la receptoría; este out sobre Berti fue el quinto que logra realizar en el 2022, siendo su mejor registro los 10 que realizara en la temporada anterior, con un porcentaje actual de fildeo de .990.

La jugada fue de tal relevancia, que los Bravos terminaron ganando el partido por 4 carreras a 3 sobre los de Miami, y aprovechando la derrota de los Mets ante los Phillies, logaron acortar la diferencia a 6 juegos en la división del Este en la Liga Nacional, la cual sigue siendo liderada por los metropolitanos. Los Marlins llegaron recientemente a 50 victorias, pero se encuentran muy lejos incluso de la zona del comodín.