El pelotero dominicano Juan Soto, es por lejos, una de las figuras más grandes que tiene para ofrecer a día de hoy el béisbol de su país de cara al futuro. Incluso, podríamos decir que su pasado y su presente son increíbles, pero es mirando hacia el horizonte cuando las cosas se ponen interesantes pensando en la cantidad de récords y registros de los que puede adueñarse y de las leyendas a las que puede tirar abajo en esa carrera.

De hecho, ya a día de hoy ha conseguido muchos hitos importantes entre los peloteros jóvenes y aunque su presente no está siendo tan sensacional como el resto de su trayectoria, no para de sorprender con las cosas que día a día muestra en los mejores diamantes del planeta.

En la actual campaña, La Fiera tiene después de 28 juegos, una línea ofensiva de .263/.411/.495, con 6 jonrones, 7 carreras impulsadas y 21 anotadas. Además, contabiliza 5 dobletes y lidera todo el Big Show en bases por bolas recibidas con 24, lo que demuestra que sigue teniendo esa sapiencia para elegir pitcheos que siempre lo ha caracterizado.

Pero no conforme con esto, el oriundo de Santo Domingo acaba de ingresar en la pelea histórica por uno de los renglones más complejos que pueda existir a nivel ofensivo y en cuyo ranking solo han inscrito sus nombres los más afamados y galardonados toleteros del deporte de las bolas y los strikes.

No lo quieren ver ni en pintura

Según datos revelados por la cuenta oficial de Twitter de la Major League Baseball que se encarga de llevar las estadísticas, es decir, @MLBStats, el jardinero de los Nacionales de Washington es el sexto jugador con el OPS más alto con al menos mil apariciones en el plato cuando juega en la carretera. De aquí que sus rivales no quieran recibir su visita.

Juan Soto rakes in every ballpark.

Tal y como se puede apreciar en la gráfica, quienes están por delante de él, salvo Barry Bonds, son todos miembros del Salón de la Fama.

Importancia del OPS

El OPS es la suma del OBP (porcentaje de embasado) más el Slugging (estadística que mide las bases alcanzadas por batazo). Dicho rubro pone en evidencia no solo con qué asiduidad llega a las almohadillas un jugador, sino también qué tan lejos puede llegar en ellas, y está claro que en esto, Juanjo es un verdadero fenómeno.