Durante una hora y media, MLB y el sindicato de peloteros se reunieron esta tarde.  La asociación de jugadores presentaron una nueva propuesta que detallamos a continuación:

  • Otorgar a MLB la autoridad de implementar a partir de la temporada 2023: reloj de lanzamiento, bases más grandes y restricción del shift defensivo. MLB también quiere árbitros robots pero los jugadores la rechazaron.
  • Fondo de pre-arbitraje a partir de $80 millones, una disminución de $5 millones con relación a la oferta anterior.
  • Sin cambios en CBT o mínimos: $238M en el primer año del CBT y $725K el salario mínimo.
  • El sindicato propone 6 equipos en la eventual Lotería del Draft, MLB ofertó 5 por última vez.

La diferencia en el bono previo al arbitraje es de $50 millones. El primer umbral del sindicato en la CBT todavía comienza en $238 millones y termina en $263 millones. La oferta de la liga comienza en $220 millones y sube a $230 millones en el transcurso de los cinco años. Las partes también están en desacuerdo sobre otros elementos del draft amateur: es decir, qué sucede con las posiciones de draft de los equipos si les va mal durante varios años consecutivos.

El sindicato básicamente esperaba intercambiar su aceptación a que MLB implemente cambios que involucran temas no salariales (bases, shift defensivo y reloj de lanzamiento) por la aceptación de MLB en los temas salariales donde todavía no hay concesiones. Los dueños de equipos salieron decepcionados.

Glen Caplin, asistente especial en operaciones de béisbol de MLB, respondió a la propuesta de los jugadores el domingo:

"Esperábamos ver algún movimiento en nuestra dirección para darnos flexibilidad adicional y cerrar un trato rápidamente. La Asociación de Jugadores decidió volver a nosotros con una propuesta que era peor que la del lunes por la noche y no estaba diseñada para hacer avanzar el proceso. En algunos temas incluso retrocedieron... En pocas palabras, estamos estancados. Intentaremos descubrir cómo responder, pero nada en esta propuesta lo hace fácil".

Fuentes: Jesse Rogers y Evan Drillich.