El béisbol es uno de los deportes más emocionales y pasionales del mundo, y por ende, es donde es más común ver conatos de violencia o altercados que puedan conducir a ella. No es lo debido, ni tampoco lo correcto, pero es una realidad innegable de una actividad que se desempeña con todas las ganas.

Prueba de ello es lo acontecido en el duelo entre Cachorros de Chicago y Cerveceros de Milwaukee, donde a pesar de la vasta diferencia existente en el marcador, uno de los lanzadores de los oseznos decidió golpear con la bola a un bateador lupuloso.

Dicho hecho ocasionó que las bancas se vaciaran y el cotejo se interrumpiera unos minutos, pero no acabó allí la situación. Hoy la Major League Baseball decidió sancionar a este atleta por su conducta antideportiva.

¡Fuera de los terrenos!

El novato relevista de los Cubs, Keegan Thompson, le propinó tremendo pelotazo a Andrew McCutchen en las inmediaciones del octavo inning. Chicago ganaba 9x0, pero eso no impidió que el lanzador derecho le pusiera con toda furia la esférica en las caderas a su adversario.

Tras un cruce de palabras de estos 2, los compañeros de uno y otro saltaron en sus respectivas defensas. Gracias a la intervención de los árbitros la cosa no pasó a mayores, pero los ánimos quedaron caldeados.

Según Jesse Rogers de ESPN, el número 71 de los Cachorros tendrá que cumplir con 3 juegos de suspensión, aunque podría apelar ante dicho castigo.

League announces 3 game suspension for Keegan Thompson for throwing at Andrew McCutchen. David Ross automatically gets a game. He'll serve it on Tuesday.

Otro suspendido

Aparte de Thompson, el mánager David Ross también estará de baja durante 1 encuentro. Eso sí, a diferencia de su pupilo, él no podrá intentar eludir el correctivo.