Cuando Mike Clevinger llegó a los Padres de San Diego en la temporada 2020, grandes expectativas se posaron sobre él de manera inmediata. No había temores de que se lesionara ya que en 2012 se había sometido a una cirugía Tommy John y todo había ido sobre ruedas para él hasta ese momento.

Con récord de 2 victorias y 1 derrota, además de efectividad de 2.84 y 19 ponches, atravesó la última parte de la temporada acortada por la pandemia del Covid-19 con el uniforme de los Frailes.

Más tarde, ayudó a los suyos a despachar a los Cardenales de San Luis en la primera fase de los Playoffs extendidos, pero luego ocurrió lo peor. En su primera salida en las Serie Divisional ante los Dodgers de Los Ángeles, una fuerte lesión lo dejó fuera. Más tarde se dio a conocer que era grave, y que tendría que volver a visitar el quirófano para realizarse su segunda intervención de Tommy John.

Lleno de esperanza

Tras perderse la campaña de 2021, Mike Clevinger está listo para subir al montículo en estos Spring Training 2022. Su primera salida está pautada para el martes 29 de marzo, ante los Gigantes de San Francisco.

Ante esta nueva oportunidad que la vida le regala, el espigado lanzador diestro se ha mostrado muy positivo, tanto que en sus redes colocó un pensamiento de Khalil Gibran que reza: "Del sufrimiento han surgido las almas más fuertes; los personajes más masivos están chamuscados con cicatrices".

Otros casos similares

Sunshine, tal y como es apodado Clevinger, no es el primer serpentinero que vuelve al juego después de una segunda 'Tommy John'. Hombres como Daniel Hudson, Nathan Eovaldi y Jameson Taillon se han mantenido sanos luego del mismo proceso.

Además, ya Mike probó su brazo el miércoles pasado, haciendo 41 lanzamientos en un juego de liga menor y retirando a los 10 bateadores que enfrentó. Su bola rápida tocó las 94 MPH. Sobre esa experiencia dijo:

"Esa primera entrada se sintió como el Juego 7 de la Serie Mundial, pero después de eso me calmé, mantuve mi ritmo cardíaco y pude trabajar en algunas cosas. Salió bien".

Así que solo queda esperar a mañana y ver cómo inicia este 2022 en el béisbol de primer nivel para uno de los grandes abridores con los que cuentan los Padres de San Diego para esta temporada.