Hace dos semanas, en una entrevista con el periodista deportivo, Yancen Pujols, Miguel Cabrera dijo que sus últimos años en MLB serán los que quedan del contrato de 248 millones que firmo en 2016 con los Tigres de Detroit.

El jueves por la tarde, algunos medios se hicieron eco de algunas palabras de Cabrera, sobre que esta temporada podría ser la última, ya que continúa lidiando con problemas en la rodilla. Fue la primera vez que se escuchan estas palabras sobre la posibilidad de no jugar la próxima temporada, pues Cabrera había dicho anteriormente que planeaba cumplir con su contrato, que está totalmente garantizado hasta la temporada 2023.

Miguel Cabrera: “I don’t feel well right now. I’m trying to do whatever I can to go out there and play, but I don’t feel really good right now.”

Cabrera will talk with his agent, general manager Al Avila and “everybody” before making a decision about his status for 2023. #Tigers

Dado este rumor, el jugador de 39 años, volvió a emitir algunas palabras y dejó las cosas claras con respecto a su futuro, y le dijo a The Detroit News que de hecho regresará para una temporada número 21 en las Grandes Ligas en 2023.

"No me voy a retirar, no hasta después del próximo año cuando termine mi contrato. No entendieron lo que dije. De ninguna manera voy a renunciar ahora", dijo Cabrera.

A principios de temporada, Miguel Cabrera se unió al club de los 3,000 hits/500 jonrones y bateaba .304 hasta el 8 de julio. Pero ha tenido problemas desde entonces, conectando ayer su primer hit desde el 28 de julio.

Cabrera dijo que el dolor de rodilla ha aumentado en las últimas semanas, siendo esto parte de la culpa de su mal momento, pero cree que el próximo año será diferente. El dos veces Jugador Más Valioso cumple 40 años en abril y le restan 60 millones de dólares de su contrato.

"El próximo año va a ir mucho mejor", dijo. "El año que viene voy a estar justo allí".