A menos de tres semanas de culminar la temporada regular en el mejor beisbol del mundo, ya con la garantía de tener a los Dodgers de Los Ángeles y los Astros de Houston con su boleto asegurado para la postemporada al ganar cada uno sus respectivas divisiones, la mirada sigue puesta en una de las divisiones más parejas de todo el circuito.

Y es que sin duda la división Este de la Liga Nacional ha sido la más luchada en el último tramo de la campaña, y en donde todo pareciera indicar que el banderín se terminará definiendo incluso en la última fecha de campeonato, es decir, el día 5 de octubre, teniendo a los Mets de Nueva York y Bravos de Atlanta como par de contendores.

En el caso de los metropolitanos, debieron sortear un inicio de mes algo irregular, entre algunas lesiones y cediendo ante rivales de registro negativo, como Pittsburgh, Miami y Washington, de paso comenzar la semana anterior en casa y ser barridos por primera vez en toda la zafra, esto por cortesía de los Chicago Cubs, equipo por cierto ya eliminado.

Sin embargo, pudieron levantar cabeza en la serie ante los Piratas, ganando los cuatro encuentros del fin de semana en el 'Citi Field', y con ello no ceder la punta del Este, pero apenas teniendo al margen a los de Atlanta con un juego de diferencia, siendo este un rival decidido a finalizar la ronda regular en lo más alto y poder revalidar su título del año pasado.

Ahora bien, revisando con detalle el calendario restante, a los dirigidos por Buck Showalter aún le resta jugar 14 juegos, siendo 9 de ellos en condición de visitante, aunque en esta situación poseen un buen registro de 43 victorias y 29 reveses, aún restándole por jugar unaserie de tres duelos ante los Bravos a finales de este mes.

Pero antes de eso, deben comenzar esta semana en la ciudad de Milwaukee, con tres interesantes encuentros ante los Brewers, con el ingrediente de tener a Max Scherzer en la lomita en el primer choque de este lunes, tratando de frenar a la toletería encabezada por el quisqueyano Willy Adames, y teniendo a Corbin Burnes como lanzador rival.

El otro buen detalle de esta serie es que losCerveceros se encuentran en una tremenda lucha por un puesto en la zona de los comodines de la Liga Nacional, estando dos juegos por debajo de los Phillies de Philadelphia, más aún que la ventaja de los Cardenales en su división es cada vez más difícil de alcanzar.

Los de Nueva York de igual manera en esta misma serie pueden asegurar al menos estar dentro de los seis equipos clasificados a la postemporada, si logra ganar dos juegos en Milwaukee, ya que con ello no pudiera ser alcanzado por los Cerveceros; es por ello que esta serie puede definir muchas cosas.

Se espera de igual forma que su cuerpo de lanzadores pueda estar completo para estas últimas semanas, y que siga brindado resultados, como ocurriera con Jacob DeGrom ante los Piratas, además de contar con el regreso del dominicano Starling Marte, quién junto al boricua Francisco Lindor y Pete Alonso, venía siendo de las bujías de este equipo.