Los Mets de Nueva York confeccionaron a punta de dinero un equipo que a todas luces es uno de los grandes candidatos para llevarse el título de campeones de la MLB en esta temporada 2022. Eso quedó claro desde el momento en que Steve Cohen compró el club y comenzó a realizar firmas rimbombantes.

Gracias a estas nuevas figuras que posee, su inicio de campaña no pudo haber sido mejor. Con 9 victorias y solo 3 derrotas en sus primeros 12 encuentros tienen la mejor marca de Las Mayores junto con los Dodgers de Los Ángeles, pero eso no acaba allí. Lo mejor de todo es que hay piezas como Jacob deGrom y Mark Canha que pertenecen a esta nómina y que aún no se suman a la fiesta.

Justamente de este último hablaremos hoy, ya que es parte de los movimientos más importantes que realizó la tropa metropolitana de cara a lo que serán sus siguientes cotejos.

Activaron a Canha

Después de pasar varios días en la lista de lesionados por culpa del Covid-19, el jardinero y primera base vuelve a la lista del mánager Buck Showalter, al tiempo que su tocayo Matt Reynolds fue enviado puesto en asignación. Así lo informó Anthony DiComo de MLB.com a través de la red social Twitter.

Otro de los hombres que salió del club de los lesionados fue el lanzador derecho Jake Reed, quien se encontraba allí debido a una distensión en el oblicuo. Ahora estará con el equipo Triple A a la espera de una oportunidad en el Big Show durante algún momento de la zafra.

Una verdadera joya

En la corona de diamantes que se labraron los Mets, uno de los que más brilla es justamente Mark Canha, quien devengará en este 2022 una suculenta cifra de 14 millones de dólares en su primer año con el uniforme azul y naranja.

En 7 años con los Atléticos de Oakland, el hombre de 33 años nacido en San Jose, California, dejó línea ofensiva de .244/.344/.431, con 89 jonrones, 294 carreras impulsadas y 346 anotadas.