Los Mets de Nueva York son uno de los equipos que ha rendido como se esperaba en esta temporada 2022 de las Grandes Ligas. Con récord de 61 victorias y 37 derrotas comandan la siempre dura División Este de la Liga Nacional con 3 juegos de ventaja por encima de los Bravos de Atlanta y 10 sobre Phillies de Philadelphia, sus más cercanos perseguidores.

Fundamentados en la poderosa chequera del multimillonario Steve Cohen, la tropa metropolitana confeccionó para el presente curso un equipo que puede perfectamente ser el nuevo campeón de la MLB. De hecho, el gran objetivo que se han trazado el mánager Buck Showalter y sus dirigidos es llegar a la Serie Mundial y ganarla, poniendo así fin a una sequía que perdura desde 1986.

Las lesiones se oponen

A pesar de su tremendo desempeño en lo que va de zafra, los Mets han tenido que lidiar con ciertas circunstancias que han dificultado su transitar y la principal han sido las lesiones. De manera recurrente, varios elementos de la nómina del elenco de Queens han tenido que abandonar sus actividades deportivas por problemas de salud. Desde Jacob deGrom hasta Max Scherzer, las ausencias no se han hecho esperar.

El último en caer es el relevista Drew Smith, serpentinero que ha tenido un notable papel y que debido a un músculo lateral distendido tendrá que ausentarse al menos 15 días, contando desde el 25 de julio, puesto que el club ha hecho retrospectiva su inclusión a la lista de lesionados.

Se cayó uno del Big Four

Con esta salida forzosa de Smith, los neoyorquinos pierden a uno de sus 4 pilares del bullpen. Por otro lado, tendrán que sostener ahora los juegos como relevo hombres como adam Ottavino, Seth Lugo y el estelar Edwin Díaz, mientras vuelve el compañero caído.