La temporada de 2022 se le comienza a hacer larga a los Medias Rojas de Boston quiénes no encuentran el rumbo ganador de la mano del puertorriqueño Alex Cora.

Entre las malas decisiones al momento de dirigir, la mala fortuna en el terreno de juego y hasta el pésimo trabajo de los árbitros hacen muchas cosas que replantear en el club de la Liga Americana.

Una de las soluciones en la que pueden iniciar a laborar la gerencia de los patirrrojos es traer a jugadores veteranos que puedan darle un vuelco a la "tristeza" y frustración que se vive en la cueva verde.

Robinson Canó que fuera dejado libre por la gerencia de los Mets de Nueva York ha estado en conversaciones con los Orioles de Baltimore. Un equipo que no tiene nada que buscar en este 2022.

Sin embargo, una buena racha de Boston podría hacer temblar a la de los Blue Jays de Vladimir Guerrero Jr, a los Tama Bay Rays y los propios Yankees de Nueva York.

Es por ello, que la experiencia es 100% vital dentro de las líneas de cal. Y esto podría ser bastante fácil para Canó en "tomar las riendas" como pelotero veterano que es.

Actualmente, Boston es el último en el Este del joven circuito con tan sólo 11 victorias por 20 derrotas. Uno de los grandes contratiempos de la novena del "Monstruo Verde" es que de los últimos 10 cotejos sólo han podido ganar 2.

Tener a Robinson Canó en los Medias Rojas podría ayudarle inclusive a Rafael Devers en conquistar un mejor trato con Boston para las próximas campañas.

¿Podría aportar en Boston?

En su carrera deportiva, Canó le ha bateado para .302 de promedio ofensivo con 25 cuadrangulares y 117 rayitas remolcadas a los Medias Rojas por lo que no le pegaría la presión de jugar en una de las mejores nóminas de la MLB.

A su vez, en el Fenway Park, casa del club que también tiene acciones en el Liverpool de la Premier League de Inglaterra.

Se ha adjudicado un grandioso .335 con 15 bambinazos y 72 rayitas llevadas a la caja registradora es por ello que su aporte sería vital en un no tal protagónico, sino en uno de actor de reparto.

Es evidente que el momento "prime" de Canó concluyó, pero un segundo aire en su carrera deportiva podría venir tranquilamente. El toletetero quisqueyano se podría ver en el espejo de su compatriota Nelson Cruz que a sus más de 40 años sigue dando palos.

Aún Canó seguirá viviendo de la renta, los Mets le siguen debiendo 48 millones de dólares que se lo irán pagando poco a poco.