La defensa gana partidos y esta no fue la excepción para los Orioles de Baltimore que le sacaron un gran triunfo a los Guardianes de Cleveland, este sábado 4 de junio. El dominicano Jorge Mateo fue protagonista de una de los mejores jugadas en la jornada de las Grandes Ligas.

El campocorto levantó al público en el Oriole Park con la sensacional jugada, que llegó en la parte alta del sétpimo capítulo para robarle lo que parecía un imparable a su compatriota, Óscar González. La jugada sirvió para retirar el primer out de esa entrada y mantener limpias las almohadillas.

Más temprano también se destacaría con otra extraordinaría atrapada en el tercer inning cuando los Orioles perdían 2-1. El infielder fue uno de las figuras en cuanto a la defensiva por los de Baltimore y ser clave para que los locales se llevaran el partido 5-4 sobre Guardianes.

Por otra parte, el quiqueyano no tuvo suerte con el madero tras ligar de 3-0. El pelotero se apoderó este año de la intermedia de los Orioles gracias a sus buenas actuaciones con su guante.

Con respecto a la ofensiva, Mateo se ha robado 13 bases en lo que va de año. También ha demostrado su poder con tres jonrones, 12 carreras impulsadas, 14 anotadas y 36 imparables en la actual zafra.

Los Orioles de Baltimore smaron su victoria número 23 de la campaña, pero se mantienen en el fondo de la División Este de la Liga Americana tras presentar foja de 23-32. "The Birds" acumulan un registro nivelado de cinco lauros en sus últimos 10 duelos.

La escuadra del Este se apoyaron con sendos cuadrangulares de Austin Hays para producir tres rayitas y dos más solitarios de Trey Mancini y Rougned Odor. El segunda base venezolano ligó de 2-1 con empujada, anotada y un boleto recibido.

Por los Guardianes, el dominicano José Ramírez desapareció su vuelacerca 14 del año, siendo líder de ese departamento entre los criollos en la camapaña. Por los Orioles, el relevista Félix Bautista laboró un inning completo sin permitir inatrapables.