Una verdadera masacre. Los bates de los Azulejos de Toronto se desataron la noche de este viernes contra los Medias Rojas de Boston y le fabricaron ¡25 carreras! en cinco entradas en el Fenway Park, implantando con ello un récord para la franquicia canadiense.

TWENTY FIVE RUNS.

 

Los videos de la paliza dejaban ver la cara de frustración de los patirrojos. Las caras de los jugadores en el dugout -incluyendo la del mánager Álex Cora- eran toda una oda a la tristeza.

En la fiesta de batazos no quedó nadie por fuera. Todos los jugadores en la alineación abridora del equipo canadiense participaron en el festín con al menos dos hits.

Uno de ellos, por supuesto, el dominicano Vladimir Guerrero Jr. quien hasta la hora de redactar esta información había contribuido con dos imparables y dos carreras anotadas.

El segundo de los imparables de Vladi Jr. en la noche fue un estacazo contra el Monstruo Verde que trajo a la goma las carreras 20 y 21 de los pájaros azules.

 

La vetusta e histórica pizarra del Fenway Park mostraba en números la magnitud de la tragedia para los de Massachusetts: racimo de 11 carreras en el quinto inning y 22 hits hasta ese momento; cinco de ellos cuadrangulares.

 

Fue en este extraño juego en el que el dominicano Raimel Tapia bateó un jonrón dentro del campo con las bases llenas.

 

También el quisqueyano Teoscar Hernández se unió a la paliza con un vuelacercas solitario en la parte alta del cuarto episodio, para poner el juego 11-0. Todavía faltaba por venir lo mejor.

En el sexto episodio la ventaja de Toronto sobre los deprimidos Medias Rojas había aumentado a 27-4.

Los lanzadores de Boston que habían recibido el castigo de los Azulejos eran:

Nathan Eovaldi (abridor): 2,2 innings lanzados, 9 carreras, 8 hits.

Austin Davis (1.1 entradas, 5 hits, 4 carreras permitidas)

Kaleb Ort (0.2 entradas, 7 hits, 8 carreras)

Darwinzon Hernández (1,1 entradas, 6 hits, 5 carreras)

El más destacado a la ofensiva por los Azulejos, hasta la hora de redactar esta nota, era el cubano Lourdes Gurriel Jr, que tenía de 5-4 con tres anotadas.