El más aclamado receptor (y por amplio margen) de nuestro tiempo, Yadier Molina, sigue impresionado y demostrando porqué es "Yadi". No solo lo disfruta la afición de Missouri, todo el apasionado del béisbol más allá de San Luis ama ver a Molina detrás del plato.

Un maestro llevando el pitcheo, del mascoteo y reconocido por su efectividad cuidando las bases de ser robadas.

El receptor de los Cardenales de San Luis, tuvo una de las jugadas más populares y vistas de la temporada 2021. La temporada pasada contó con muchos hitos para los Cardenales:

  • Ganaron 17 juegos consecutivos, un récord de la franquicia.
  • Nolan Arenado y Paul Goldschmidt fueron All-Stars.
  • Tyler O'Neill estalló.
  • Harrison Bader y Tommy Edman ganaron los primeros guantes de oro de su carrera.

También hubo muchas jugadas emocionantes y una de ellas, es en la que Yadier Molina le dijo a un corredor que robara la segunda base y luego lo atrapó en el acto, fue la tercera jugada más vista entre las selecciones de Jomboy en 2021.

Molina siempre ha sido conocido por su fuerte defensa y su brazo de élite detrás del plato e incluso a los 39 años, es capaz de potentes tiros y mostrar cuán fuerte todavía es su brazo. Si miras la jugada (deberías hacerlo), es probable que la veas de nuevo y te rías. Bueno, te dejo otra toma para que vuelvas a reír. Es positivo reír.

Molina es un clásico, incluso en la séptima entrada de un juego de entrenamiento primaveral sin sentido.

También fue una señal de lo que vendría para Molina, ya que comenzó la temporada al rojo vivo; aunque luego se enfrió. En 121 juegos, dejó .252 / .297 / .370 con 11 jonrones y 66 carreras impulsadas. Demostró que aún le quedaba más en el tanque y para evitar que su proceso de agente libre se prolongue como lo hizo en el invierno de 2020, él y los Cardenales acordaron un contrato por un año durante la temporada para asegurarse de que pase la totalidad de sus 19 años de carrera en San Luis. Lo que significa que tanto Molina como Adam Wainwright, que también firmó un contrato por un año durante la temporada, terminarán sus carreras juntos en 2022. Los dos romperán el récord histórico de partidos jugados entre compañeros de batería (324 por Mickey Lolich y Bill Freehan).

Molina está listo para este 2022 hacer más jugadas como la que mostró Jomboy.

Y así algunos se preguntan si es o no Salón de la Fama. Amén de que a sus números parece faltarle un poco, la construcción del legado y laureles en su carrera no es para menos. No es un intento forzoso y romántico este caso, sino el reconocimiento de cómo un jugador ha influido y marcado dos generaciones completas como ningún otro receptor. Reconozcamos eso en Molina. Es verdaderamente único en su clase.