Manny Machado fue sin lugar a dudas la máxima figura de los Padres de San Diego en el primero de la doble tanta ante los Rockies de Colorado, durante la jornada de este sábado 11 de junio.

El dominicano tuvo dos jugadas extrañas en el partido, que fueron vitales para que los californianos se llevaron el pimero del par de enfrentamientos. La acción más importante fue cuando dejó en el terreno a la escuadra de Denver.

A pesar de que los Padres solo conectaron tres imparables en el encuentro, fue más que suficiente para los locales celebraran en el Petco Park. En la parte baja de décimo episodio, San Diego anotó la última y definitiva rayita tras malos disparos de los Rockies.

Machado se encontraba en la segunda almohadilla con dos outs cuando el relevista criollo Carlos Estévez reliazó un mal pitcheo que provocó que el dominicano se fuera hasta la tercera base y tras un terrible disparo de careta de Colorado, éste se vino hasta el plato para anotar la carrera de la victoria.

Con la regla panamericana, el quisqueyano no necesitó batear para comenzar el décimo en la segunda base para que luego aprovechara los parpadeos de los de los Rockies y llegar hasta el home para darle un nuevo triunfo a los californianos.

No sería la única jugada particular en el choque para Machado, ya que en el quinto inning protagonizó un momento divertido con el cubano José Iglesias tras un batazo por la antesala para que retirar el último out de esa entrada, pero el criollo prefirió tomarse su tiempo para hacerlo.

El pelotero de Colorado no quiso llegar a la tercera almohadilla tras ver que el criollo ya tenía dominio en la esférica. Ambos jugadores se quedaron mirando por unos segundos hasta que el cubano decidió barrerse intentando colarse a la base, pero le fue imposible.

El "Ministro de la defensa" falló en cuatro turnos con el madero, pero eso no demuestra la gran temporada 2022 que está teniendo con su franquicia. Machado presenta promedio al bate de .320, 10 bambinazos, 37 remolcadas, 40 anotadas, 71 imparables, siete estafadas y un OPS. de .928.

El "13" de San Diego ha sido clave a lo largo de la campaña para que los Padres estén peleando por el banderín en la División Oeste de la Liga Nacionala, estando a solo medio juego de Los Angeles Dodgers.