A pesar de que había comenzado a mostrar mejoría tras un golpe recibido. La gerencia de los Mellizos de Minnesota decidió enviar a Carlos Correa a la lista de lesionados.

Una tomografía habría mostrado que el torpedero no había sufrido una fractura en el dedo medio de la mano derecha tras ser golpeado por un lanzamiento la semana pasada durante un juego contra los Orioles.

El boricua esperaba evitar la nómina de enfermos de los Mellizos y medirse contra los Astros de Houston desde esta noche. Sin embargo, le dará un saludo a Dusty Baker tras alcanzar las  2000 alegrías.

Por su parte, el derecho Chris Paddack también fue colocado en la lista de lesionados de 10 días. Para sustituirlos en el roster activo, los Mellizos subieron desde Triple-A St. Paul al jardinero Mark Contreras y al derecho Jharrel Cotton según una reseña de MLB.com

Correa tuvo un inicio complicado de temporada. Pero, en los últimos juegos comenzó a mostrar ciertos niveles de mejoría con el madero pero todo eso se acabó tras el golpe.

Bateó para 34-14 (.412) con un cuadrangular, ocho remolques y seis engomadas en sus últimos ocho partidos

 "Pensé que iba a sanar más rápido, pero no estoy ahí todavía", le dijo Correa a Do-Hyoung Park de MLB.com. "Me sigue doliendo. Cuando trato de agarrar el bate, aún me duele. No voy a poder ayudar al equipo si salgo a jugar lesionado".