A pesar de que los Yankees de Nueva York viven una auténtica entelequia por estos días en la temporada 2022 de las Grandes Ligas, eso no quiere decir que no extrañen a sus figuras que están fuera por lesiones o dolencias. Si bien ese precioso récord de 34 victorias y 15 derrotas que los sostiene como líderes de la División Este de la Liga Americana es un buen colchón, no es menos cierto que lo ideal sería contar con todas las piezas disponibles.

Uno de los elementos que está próximo a regresar a los diamantes es el jonronero Giancarlo Stanton, pelotero que tuvo que ausentarse por algunos días debido a unas molestias en la pantorrilla pero del que ya se ha dicho que volverá muy pronto.

Su salida llegó en uno de los momentos más dulces que ha vivido como jugador de los Bombarderos, puesto que en 40 encuentros disputados tenía una excelente línea ofensiva de .285/339/.523, así como también 11 jonrones, 3 dobletes, 35 carreras impulsadas y 15 anotadas.

En principio, sus problemas de salud preocuparon a la gerencia del club debido a su pasado cargado de ausencias de índole médica, pero todo indica que lo actual no pasará a mayores. Sin embargo, es curioso lo que el mánager Aaron Boone afirmó en su última alocución. ¿Estará a punto de cometer un grave error?

Volverá al terreno

Tomando en cuenta lo que ha sido la carrera de Stanton, parecería lógico no utilizarlo demasiado como jardinero y hacerlo más como bateador designado para preservar su estado físico. No obstante, no parece ser ese el plan del timonel de los Mulos del Bronx. Sobre su vuelta de la lista de lesionados, Boone dijo:

"Lo veo similar a cómo lo hemos usado durante la temporada. Ya he hablado de eso con él y creo que estamos en la misma página".

Esa es una clara referencia a los 19 cotejos que Giancarlo ha disputado en el 2022 como jardinero, número que sobre 40 juegos en lo que va de zafra contrasta mucho con los apenas 26 compromisos en los que usó el guante en el 2021, campaña en la que disputó 139 partidos.

La dura realidad

Con todo y que sea contraproducente arriesgar la salud del Bigfoot en los jardines, la cruda verdad es que ha sido mejor con el bate cuando ha estado activo defendiendo las praderas. Quizás sea ese el motivo por el que su entrenador tomará el riesgo de colocarlo en ambos lados de la pelota. ¿Le saldrá bien el movimiento a Aaron Boone? Habrá que esperar para verlo.