Luego de enterarse que no estaría en la alineación titular del partido del domingo frente a Miami Marlins, Jorge Alfaro, jugador de los Padres de San Diego, se comunicó por teléfono con su madre, Consuelo Buelvas para conversar con esta y ver que le parecían las flores que le envió.

Doña Consuelo, mira todos los partidos desde su natal Sincelejo en Colombia y en esta ocasión tenía un mensaje especial para su hijo el domingo por la mañana:

“Si no estás en la alineación, solo prepárate, hoy vas a conectar un jonrón”, recordó Alfaro, riendo.

Los Padres llegaron a la novena entrada perdiendo con marcador de dos carreras por cero, el receptor Austin Nola fue ponchado para el primer out de la entrada, Jurickson Profar le sigue con sencillo al jardín derecho. En una jugada de elección, Trent Grisham se embasa mientras Profar era sacado out. C.J Abrams se embasó con sencillo al jardín derecho colocando corredores en primera y segunda, por lo que el dirigente Bob Melvin, llamó a Alfaro como bateador emergente buscando algo de poder, en sustitución del jardinero José Azocar.

Alfaro necesitó un lanzamiento para entregar el poder que Melvin había estado buscando. El ex Marlin aplastó la pelota y conectó un cuadrangular de tres carreras para darle a los Padres a una victoria de 3-2 sobre su ex equipo en Petco Park.

“Es simplemente increíble. Ella llamó antes, justo antes de que comenzara el juego. Después de golpear la pelota, estaba corriendo las bases y era como si estuviera soñando", dijo Alfaro.

La explosión de Alfaro seguramente se sintió como si hubiera salido de la nada. La ofensiva de los Padres se mantuvo sin anotaciones en 20 entradas consecutivas antes de la parte baja de la novena el domingo. Pero el derecho Joe Musgrove mantuvo a San Diego en el juego con siete entradas con pelota de dos carreras, y el relevista derecho Robert Suárez también lanzó un par de ceros en relevo.

Eso preparó el escenario para una dramática mitad inferior de la novena entrada contra el lanzador derecho de los Marlins, Cole Sulser. Antes de ese turno, Alfaro tenía línea ofensiva de .222/.275/.333 en 51 apariciones al plato, mientras había conectado un cuadrangular y había remolcado cuatro remolcadas.