La reunión de ayer Jueves entre Major League Baseball y la Asociación de Jugadores duró unos 15 minutos ayer. Hizo crecer el pesimismo momentáneamente sobre la llegada de un nuevo acuerdo laboral. Sin embargo, tan solo 10 horas después la situación dio un giro.

La Major League Baseball ha declarado que se debe llegar a un acuerdo antes del 28 de febrero para que la temporada regular comienza a tiempo y acordaron reunirse DIARIMENTE a partir del próximo lunes 21 de febrero con tal de acelerar la marcha. Ambas partes tendrán exactamente una semana para llegar a un acuerdo para evitar un retraso en la temporada.

El comisionado y sus jefes se dilataron 42 días para responder la primera propuesta  de la asociación de los jugadores. Se tomaron otros 17 días para responder la última propuesta de los jugadores. La narrativa era totalmente negativa, aparentaba que los dueños harían todo lo posible por extender las conversaciones lo máximo posible para presionar a los peloteros a ceder en ciertos puntos, quienes tienen menor capacidad de aguante ante la posibilidad de una temporada postergada. Los dueños ya lo hicieron, extendieron las negociaciones hasta el limite para no perder partidos. Ahora el pie esta en el acelerador, mas conversaciones en menos tiempo siempre aumentara las probabilidades de llegar a un convenio.

Jeff Passan tuiteó que la mayoría de la industria cree que un acuerdo podría concretarse muy rápidamente y que las cosas se acelerarán a fines de febrero.

 

For everyone who’s saying “why not sooner?”: One of the things that’s struck me for months now is a majority of industry people believe a deal could come together very quickly and that things will accelerate at end of February. Monday may not be ideal but offers plenty of time.

Puede que no estemos cerca de la línea de meta ahora, pero esperamos que dentro de una semana estemos en el sprint final.