El lanzador de los Yankees de Nueva York, Luis Severino, está listo para tener una temporada completa con su equipo tal y como lo hizo en 2017 y 2018, antes de que las lesiones lo asediaran. Tras tres años en los que prácticamente no ha visto acción (solo 7 apariciones) espera que la salud lo acompañe en el venidero ciclo.

Pero no solo, el dominicano quiere estar a la altura de lo que la institución a la que pertenece representa, y desde ya se perfila a sí mismo como una de las piezas angulares de la rotación neoyorquina. Incluso, se visualiza como el escolta del as Gerrit Cole en la misma, aunque todo apunte a que de entrada ese lugar lo ocupará Jordan Montgomery.

En el actual Spring Training, Sevy ya tuvo su primera salida. Fueron 2 entradas contra los Tigres de Detroit en las que permitió 4 carreras, aunque eso parece no haberle afectado emocionalmente.

Muy optimista

Cuando fue preguntado sobre cómo se sintió, el hombre de 28 años fue honesto y tranquilamente respondió: "Al 100 por ciento". Además, hizo énfasis en que esta apertura no era para demostrar nada, sino más bien para tantear el estado de su brazo, luego de que volviera apenas en septiembre pasado de una cirugía de Tommy John.

"Tengo tiempo para trabajar en los campos. Sé que cuando lo necesito, mi slider, mi cambio y el comando de mi recta estarán ahí. Hoy fue más sobre sentirse bien". Enfatizó Severino.

Por otra parte, dijo estar a gusto con la velocidad de su bola rápida, a pesar de que esta vez estuvo entre 94 y 97 MPH, cuando antes podía llegar incluso a las 100 MPH.

Tándem con Cole

Sobre sus aspiraciones para esta campaña, el oriundo de Sabana de la Mar manifestó su deseo de ocupar el puesto número 2 de la rotación por detrás de la superestrella Gerrit Cole. Incluso bromeó con la posibilidad de hacer una 'mancuerna' tan fuerte como la que constituyen Jacob deGrom y Max Scherzer en los Mets diciendo: "¿deGrom? ¡No sé!", entre risas y haciendo alusión a que no cree estar al nivel de esos 2 todavía.

Ya en un tono mucho más serio manifestó lo siguiente:

“Cole es un gran lanzador. Si estoy saludable, sé el tipo de lanzador que soy”.