El dirigente de los Mets de New York, Luis Rojas, es suspendido por dos partidos debido a las “discusiones excesivas” con el árbitro del homeplate del juego del domingo contra los Piratas de Pittsburgh.

El hecho sucedió en la primera entrada, cuando el jugador de los Piratas, que estaban ganando 3-0 para ese entonces, Kevin Newman, conectó un rodado que en un principio estaba en la zona de foul, pero luego se fue adentrando hacia la raya. En ese momento, el lanzador Taijuan Walker pensó que la bola estaba en la zona de foul, ycon el guante la mandó para la zona del dugout. El umpire marcó que la bola estaba dentro de la raya, y que estaba viva, por lo que los jugadores que corrían en cada una de las bases avanzaron y anotaron, colocando el juego 6-0.

Esto provocó gran confusión y angustia por parte del lanzador, y sobre todo, por parte de Luis Rojas, quien fue inmediatamente a discutir con el umpire que indicó que la bola estaba dentro del diamante. El mismo árbitro procedió a expulsarlo del juegopor el lenguaje y la agresividad utilizada por Rojas.

A pesar de su expulsión, los Mets lograron regresar en el marcador, y con un cuadrangular de Michael Comforto en la novena entrada, el equipo logró ganar el encuentro 7-6 para evitar la barrida, y mantenerse en la cima de la división por dos Juegos arriba de los Phillies.

Ahora, Rojas tendrá que cumplir dos juegos suspendido, empezando desde hoy lunes con el juego entre Mets y Rojos. El asistente Dave Jauss ocupará el cargo de manager interino en estos dos partidos.