Luis Castillo ya dejó su huella de por vida con los Marineros de Seattle e impuso nuevo récord de ponches en el partido ante los Medias Blancas de Chicago, en la jornada de este miércoles 7 de septiembre.

El diestro comenzó intratable el encuentro y ponchó a los primeros siete bateadores patiblancos para establecer una marca de abanicados consecutivos, siendo la mayor cantidad para un lanzador en la historia de la franquicia.

Los siete chocolates recetados por el dominicano al iniciar el juego lo igualan con el récord en la Liga Americana, uniéndose a Joe Cowley en 1986 y  Carlos Rodón en 2016, convirtiendo ambas hazañas con el uniforme de los White Sox.

En su séptima apertura con la escuadra de Seattle, "La Piedra" emuló la actuación en el montículo de Mark Langston, quien propinó siete ponches al hilo en la campaña de 1984 contra los Rangers de Texas.

A pesar de no quedarse con la victoria en el T-Mobile Park, el lanzador volvió a sobresalir en el morito con los capitalinos al trabajar por espacio de 5.2 entradas, tres carreras permitidas, cinco hits, un boleto y ocho abanicados.

El cambio de aires ha favorecido al quisqueyano, quien ha mantenido su dominio en Las Mayores ahora como miembro de los Marineros, que buscan meterse en la clasificación por primera vez desde la temporada 2001.

Castillo acumula siete salidas con la novena de la Liga Americana y acumula foja de dos triunfos y un revés, con 51 ponches propinados, 10 boletos, WHIP de 1.06 y una efectividad de 2.70.

Números en 2022

Su desempeño con los Rojos de Cincinnati y los Mariners en la vigente campaña tiene al derecho con marca de 6-5, 128.1 innings laborados, 141 abanicados, WHIP 1.07 y una ERA de 2.81 en 21 juegos iniciados.

Los dirigidos por Scott Servais se posiciones en el segundo comodín del joven circuito con récord de 77-60, con grandes probabilidades de avanzar a la postemporada.