Si existe algo que ha de ser como un sueño para un novato de las Grandes Ligas, eso debe ser acabar un juego con un Home Run Walk-Off, pero muy pocos han tenido esa dicha. Incluso, hay jugadores que han hecho toda una carrera en el mejor béisbol del mundo y jamás pudieron vivir en sus propias carnes esta increíble experiencia.

Sin embargo, este no es el caso de Luis Barrera, novato de los Atléticos de Oakland que está viviendo su temporada de debut en este 2022 y que hoy experimentó uno de estos momentos icónicos que acabamos de narrar.

En el primer duelo de la doble jornada entre la tropa de los A's y los Angelinos de Los Ángeles, los visitantes llegaron a la última entrada con una ventaja de 2 carreras, luego de haber puesto en el inning anterior 3x1 la pizarra en su favor.

Batazo descomunal

Todo indicaba que sería una nueva derrota para los Elefantes en su feudo, ya que habían hilvanado 7 de manera consecutiva. No obstante, eso no ocurrió.

Aunque el cerrador cubano Raisel Iglesias logró sacar 2 outs empezando el capítulo, Ramón Laureano logró pegarle doblete para mantener vivo el acto y Christian Bethancourt le sacó boleto para dejarle la mesa servida al novel quisqueyano Barrera.

Este en conteo de una bola y un strike logró sacar un descomunal tablazo por terrenos del jardín derecho que obligó a la bola a recorrer un total de 395 pies. Así terminó el cotejo y se convirtió en héroe el hombre de 26 años nacido en Tamboril.

Así quedaron

Con este triunfo y la posterior derrota en el juego siguiente, los Atléticos de Oakland quedaron con registro negativo de 15-21, mientras que los Angelinos de Los Ángeles actualizaron su récord a 23-13.