Los Yankees, además de firmar a Gerrit Cole y cambiar por Giancarlo Stanton, no han gastado mucho. Y, honestamente, ni siquiera podemos contar el trato con Cole porque los Yankees carecieron de un as durante casi una década. Literalmente tenían que hacer lo que hicieron.

Esta vez, necesitan tantas piezas a pesar de que ya cuentan con una lista aparentemente repleta de estrellas. Les falta un primera base, un campocorto y un jardinero central, además de la rotación y la ayuda del bullpen. Siendo el campocorto la prioridad.

No obstante, los Yankees de Nueva York vieron a Corey Seager, Marcus Semien y Javier Baez firmar grandes contratos a largo plazo justo antes del cierre patronal, y no se sabe cuáles son a ciencia cierta los planes de agencia libre del equipo. Pasado esto, se fortalecieron los rumores de Carlos Correa como primera opción para ellos.

 

Incertidumbre sobre la salud de Correa, un punto importante 

Los problemas de espalda de Carlos Correa retrasaron un trato con los Yankees.

Supuestamente se estuvo reteniendo información médica durante las negociaciones de agencia libre entorno a Correa.

A los equipos se les dijo que solo podían "acceder a esa información" si le hacían una oferta significativa a Correa. ¿En qué planeta haría un equipo una oferta de más de $ 300 millones sin poder acceder a la información médica pertinente?

 

¿Vale la pena vender el alma para romper una sequía de 12 temporadas en la Serie Mundial?

 

Correa ha sido anti-Yankees desde el día 1 y el equipo parecía dispuesto a ignorar un pasado accidentado y un comportamiento detestable.

Poco entusiasmo de la fanaticada Yankee por Correa pese a ser de los más productivos en el terreno. Esto no nos sorprende. Ya sea que queramos a Correa en los Yankees o no, no se puede negar que es visto como uno de los antagonistas más grandes del deporte, y tenemos evidencia del escándalo de robo de señales y las consecuencias resultantes que lo presentaron como el pit bull de los Astros, defendiendo la organización, así como a sus compañeros de equipo en cualquier momento.

Agregue sus comentarios no solicitados sobre los guantes de oro de Derek Jeter y su huella en el juego del béisbol, y darás con componentes que lo hacen un perfil no muy agradable para la fanaticada Yankee.

Correa nunca fue considerado como apto para la franquicia.

 

La necesidad lleva a contemplaciones desesperadas 

El equipo parecía decidido en sumar el bate de correa y llenar así un gran hueco y dejar atrás todo lo que es Correa fuera de la caja de bateo. Además de verlo como un bate de postemporada decisivo y un verdadero líder de equipo. Sonaba bien ir por Correa sobre Seager.