Detrás de cada suceso hay historias ocultas que pasan desapercibidas y ni trascienden en contextos específicos para después adquirir matices más significativos.

En la victoria y la derrota hay muchos elementos que no se perciben a simple vista y sin embargo pueden marcar la pauta de futuros acontecimientos.

En todo es así y el deporte no escapa de ello, más en el béisbol y tal vez por ello, luego de la victoria de este domingo ante los Piratas de Pittsburgh, 7 carreras por 4, los Yankees de Nueva York, decidieran enviar a Triple A a los prospectos, Oswaldo Cabrera, Oswald Peraza y Esteban Florial.

 Algo esperado

De esta forma, la nómina se reduce y el equipo se va acoplando mucho más a la versión idónea rumbo al Día Inaugural.

Tanto Cabrera como Peraza han sido siempre avalados por su excelente defensa pero sus carencias ofensivas también han marcado su futuro.

Por ello la directiva los envía al campamento de Ligas Menores, pues como versa el comunicado, los dos atletas deben seguir mejorando en su bateo y solo consumiendo más turnos con el juego diario, podrían llegar a pulir estas deficiencias.

Oswald Peraza

En un comunicado de los Mulos se alega que Oswald Peraza está listo para hacerse cargo de la defensa del campo corto pero aún tiene deudas con su ofensiva.

En 2021, en doble A, Peraza bateó para 295 con 12 jonrones mientras que en clase A lo hizo para 306 con 5 jonrones.

The Yankees believe Oswald Peraza could man shortstop in the Bronx in the not-so-distant future. 👀https://t.co/0XoSVvpj9y

De acuerdo con Baseball América, es clasificado como el prospecto número 55 de la organización, justo detrás del sensacional, Anthony Volpe.

Oswaldo Cabrera

Al mismo tiempo, Oswaldo Cabrera es clasificado como el prospecto número 8 de los Mulos y en la campaña anterior, registró 256 de average y sumó 24 vuelacercas.

Por su parte Esteban Florial, a pesar de ya sumar experiencia en MLB, al máximo nivel, a quedado a deber en su ofensiva, pues por ejemplo, en 2021, jugando en triple A solo bateó 218 de average.

El otro elemento en contra de Florial es su elevada cantidad de ponches.

Ya con antelación, los Yankees habían enviado al campamento de las menores a los también prospectos, Luis Medina y Yoendris Goméz.