Los Yankees de Nueva York aún tienen esperanzas de mejorar ciertos aspectos del equipo de cara a la temporada 2022, en este sentido tendrían 3 opciones para mejorar su rotación.

Además deben cubrir la ausencia de Domingo Germán, llamado a alternarse entre el bullpen y la rotación, el dominicano se perderá parte de la campaña por lesión.

Opción 1 para los Yankees de Nueva York:

La primera sería utilizar a dos hombres de la casa y brindarles la confianza y responsabilidad para la campaña, ellos son los jovenes, Deivi García de 22 años de edad y Clarke Schmidt de 26 años.

Ambos pueden asumir ese rol perfectamente, queda por ver la confianza en ellos ya que Deivi no la tuvo en 2021 tras un buen irrumpir en 2020, apenas tuvo 2 aperturas en 2022 con 8.1 innings de labor y dejando alta efectividad de 6.48.

Por su parte, Schmidt, tuvo apenas 2 juegos en 2021, uno de ellos como abridor y también fue bateado en 6.1 innings de labor, con 5.68 de efectividad. Aaron Boone podría tirar de ellos de vez en cuando para la rotación o mantenerlos como bullpen largo.

Opción 2, ir a la agencia libre:

De lo que resta en la agencia libre en materia de abridores, la mejor opción de Nueva York sería ir por Brett Anderson. Un lanzador zurdo, solvente que viene de 24 aperturas en 2021.

Agente libre que podría aportar y viene de 4 victorias y 8 derrota de récord con 4.22 de efectividad, en 2020 tuvo 4.21 y en 2019 3.89, siendo este su mejor año.

Ha logrado mantener su línea estas últimas 3 temporadas, su contrato será decente y podría aportar en ese último puesto de la rotación neoyorquina.

Opción 3, cambiar con Oakland:

Un rumor que ha rondado durante varias semanas es que los Yankees podrían buscar en los Atléticos de Oakland otro abridor, teniendo en cuenta que están Sean Manaea y Frankie Montas y bien sabido es que Oakland quiere darles salida.

De las 3 opciones sería la "mejor apuesta", ya que son probados en Grandes Ligas y podrían traer resultados "más seguros", sin embargo, tendría que verse que pediría Oakland a cambio.

Montas podría ser el más interesante, teniendo en cuenta que aún tiene contrato hasta 2023 y su salario tras el arbitraje no es excesivamente alto.