Un acontecimiento lamentable se vivió en el encuentro entre los Gigantes de San Francisco y los Padres de San Diego, juego que terminó en victoria de los visitantes 8-7 en 10 entredas, este viernes 20 de mayo. Algunos aficionados de los californianos le arrojaron algunas pelotas y botellas al jardinero Jurickson Profar.

Todo comenzó en la parte baja de la tercera entrada cuando Profar estaba calentando y lanzó una pelota a un fanático de los Padres. Sin embargo, la bola la tomó un fan de los Gigantes y este la devolvió al campo en dirección al pelotero, lo que provocó el desafortunado incidente.

Al guardabosque le lanzaron otras pelotas y también una botella de cerveza -esto fue en el septimo inning- a lo que el encuentro tuvo que ser detenido por unos minutos por los árbitros, informó Associated Press. En ese entonces, el cotejo lo estaba ganando los Padres 4-1 a los Gigantes.

"Estos muchachos son los peores de la liga. Pueden hablar, pero tan pronto como intentas arrojar cosas, eso es diferente. Soy un tipo feliz, pero cuando me enojo, es diferente. Esa cosa me enojó mucho", dijo Profar.

Por otro parte, algunos aficionados de los Gigantes afirmaron desde Twitter que le jugador curazaleño lanzó la pelota extremadamente rápida a los gradas. Sin embargo, otros fanáticos de los de "La Bahía" respaldaron al pelotero y pidieron la prohibición de los responsables.

Wil Myers también habló

Otro pelotero que no se quedó callado fue el también jardinero de los Padres, Wil Myers, quien le dio respaldo a su compañero por las declaraciones hacía los fanáticos de los Giants.

“Cada vez que vienes a jugar, los fanáticos están muy involucrados en el juego. No estoy de acuerdo con lo que estaban haciendo esta noche, pero así es como son”,manifestó el ganador del Novato del Año en 2013.

Normalmente los estadios tienen reglas de no permitir objetos peligrosos como armas de fuego o botellas de vidrios que puedan perjudicar al juego y a los mismos jugadores. A pesar de la adrenalina que se vive en un partido de béisbol, estos actos son inaceptables y no deberían seguir ocurriendo.

Hay que recordar que para esta temporada 2022, ambas novenas son firmes candidatos a ganar la División Oeste de la Liga Nacional. Tras el triunfo de los Padres, se mantienen en la segunda posición por encima de los Gigantes, quienes estas a 2.5 juegos de diferencia de los de San Diego.