Hace un año, los Washington Nationals tenían la vista puesta en recuperarse de una difícil campaña de 2020. Volviendo al presente, acaban de salir de una liquidación de mitad de temporada en toda regla en la que cambiaron a todos los que no se llamaban Juan Soto, o al menos así se sintió.

Hablando de Soto, la pregunta más apremiante sobre el futuro de los Nacionales es si extenderán a su jardinero derecho titular y cuándo lo harán. Washington no debería posponer esto más: dale la pasta.

He>

Nacionales tienen jugadores controlables alrededor de Juan Soto

Después de intercambiar aMax Scherzer, Trea Turner, Kyle Schwarber, Yan Gomes, Daniel Hudson, Josh Harrison, Jon Lester y Brad Hand, los Nacionales se convirtieron y siguen siendo un equipo extremadamente crudo. En el cuadro interior, los ex grandes prospectos Carter Kieboom y Luis García tienen la oportunidad de ser jugadores cotidianos la próxima temporada. En los jardines, Lane Thomas y Victor Robles, que no tienen más de 26 años, probablemente completen la profundidad del jardín central del equipo.

Keibert>

Desde un punto de vista competitivo, el movimiento juvenil significa que los Nacionales tienen mucho por desarrollar. Por otro lado, tienen la capacidad de comprometerse con Soto durante más de una década. ¿Por qué? Los jugadores antes mencionados están bajo el control del equipo y en la mayoría de los casos están a varios años de la agencia libre.

  • Estadísticas de Juan Soto (carrera) : .301/.432/.550, 98 jonrones y 312 carreras impulsadas en 1,612 turnos al bate

El contrato de seis años y $140 millones de Patrick Corbin vence después de 2024, que es cuando Soto es agente libre. Si bien uno se imagina que intentarán mantenerlo, el primera base Josh Bell es agente libre después de 2022. En resumen: los Nacionales tienen una gran flexibilidad de nómina a largo plazo.

Una lista de jugadores en sus 20 y otros en la mitad posterior de sus contratos es un conjunto óptimo de circunstancias cuando se trata de otorgar un contrato esencial de por vida.

 Nats>

Hay dos factores principales en juego con los Nacionales, que son su reciente triunfo y sus obstinadas decisiones de plantilla.

Érase una vez, los Nacionales ganaron la Serie Mundial 2019. Una decisión clave que se tomó en la temporada baja antes del campeonato de los Nacionales fue firmar a Patrick Corbin, quien acaba de terminar un año de carrera con los Diamondbacks de Arizona, en lugar de volver a firmar al jardinero Bryce Harper. Después de ganar la Serie Mundial, los Nacionales optaron por volver a firmar a Stephen Strasburg con un contrato de siete años y $ 245 millones sobre el antesalista Anthony Rendon, quien firmó el mismo contrato con Los Ángeles Angels.

Entre los muchos intercambios de la temporada pasada, los Nacionales enviaron a Scherzer y Turner a Los Ángeles Dodgers. Turner se había convertido en el campocorto de élite que los Nacionales esperaban que fuera y estaba a un año y medio de la agencia libre cuando se realizó el canje.

En>

Dicho todo esto, estas pérdidas sustanciales se han acumulado en un grado extraordinario. Cuando los Nacionales perdieron a Harper, era razonable esperar que mantuvieran a Rendón. Eso no sucedió. Cuando Rendon se fue, uno habría pensado que significaba que se quedaban con Turner. Eso no sucedió. Washington no puede darse el lujo de perder otro gran prospecto convertido en estrella.

Los Washington Nationals giran en torno a Juan Soto

La próxima temporada, las que siguen y la marca de los Nacionales giran en torno a Juan Soto.

De una forma u otra, un contrato de otro mundo está en el futuro de Soto, y probablemente superará el contrato de 12 años y $427 millones de Mike Trout. Estamos hablando de un perenne jugador de calibre MVP que es una fuerza a tener en cuenta desde el lado izquierdo.

Fernando Tatis Jr. obtuvo un contrato de $ 340 millones después de 143 juegos de Grandes Ligas, mientras que Wander Franco obtuvo un contrato de $ 182 millones después de solo 70 juegos. Todos saben lo que es Soto: posiblemente sea el mejor bateador del deporte.

Washington tiene razones para permitirse la idea de que pueden volver a ser un equipo de playoffs dentro de dos años. Tienen una amplitud de los mejores prospectos en o cerca de las grandes ligas, veteranos con potencial de recuperación (Corbin y Strasburg) y una superestrella en su alineación diaria. También es posible que los Nacionales realicen algunas firmas importantes a corto plazo para mantenerse a flote una vez que termine el cierre patronal de la MLB . Dicho esto, si la parte fundamental de su operación no está intacta o la pierden ante la agencia libre en tres años, su esfuerzo de reorganización falla.

Juan Soto puede terminar siendo el mejor jugador que se haya vestido para los Nacionales de Washington. Su próximo contrato será un récord para el deporte y las noticias mundiales. Si no le pagan, otro equipo lo hará: tienen todas las razones para extender a Soto antes de la temporada 2022 de la MLB.