Ya todo tiene sentido. Juan Soto podría irse a los Mets en la segunda mitad de la temporada. ¿Descabellado? Para nada. Sería una adición muy grande para el equipo de Buck Showalter. Y es que esto es lo que ha dado a conocer el periodista Mark Gooden en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con el colega, quien es el periodista deignado para los Mets en el sitio The Federalist, los Mets estarían enviando a los Nacionales de Washington a Dom Smith y a J.D. Davis, mientras que los capitalinos soltaría a Josh Bell y al dominicano.

 

Per source: The Mets have made the Nationals an offer for Juan Soto.

Mets get: Juan Soto, Josh Bell

Nationals get: Dom Smith, J.D. Davis

De concretarse este movimiento, los Mets estaría haciendo, sin lugar a dudas, la transacción más rimbombante de toda la temporada y adquiriendo un par de cañoneros que le permitan rematar la faena y sacarle más ventaja a los Bravos de Atlanta, sus más cercanos perseguidores en la División Este de la Liga Nacional.

Soto fue noticia hace pocas hora, luego de rechazar una oferta de más de 400 millones de dólares de los Nacionales. Muchos quedaron sorprendidos. Pero ahora, con este rumor que corre por los pasillos de MLB, todo tiene sentido.

Los Mets son un equipo con la chequera preparada y quizá ellos quieran, una vez adquirido el jardinero capitaleño, ofrecerlo los 15 años y 500 millones de dólares que aspira el toletero zurdo. La pregunta sería entonces ¿dónde entra Soto dentro de los Mets? ¿Quizá se encargue del puesto de bateador designado? Así se concentraría solo en batear, pero también disminuiría su valor en el mercado, con miras a una negociación de contrato. Descartado.

La otra sería colocarlo en uno de los jardines, sacrificar a JefF McNeill y dejar a Soto como el jardinero derecho del equipo. Sea como sea, si llega va a tener que estar en la alineación y será una gran ayuda para Pete Alonso.

Josh Bell le cae como anillo al dedo a Buck Showalter. El inicialista de los capitalinos es ambidextro, suma ya 13 jonrones, y al comenzar la jornada de este sabado su línea ofensiva es de .305/.395/.497. Si llega a concretarse el cambio tal cual está planteado, el Oso sería designado, Bell el primer base, Soto en los jardines y McNeill o Mark Canha como décimo hombre.

Nada mal este movmiento, sobre todo para un club que ya podrá contar, luego del Juego de Estrellas, con Max Scherzer y JacobdeGrom como los mascarones de proa del cuerpo de lanzadores.

Esperemos.