Una frenética juerga de compras del Viernes Negro concluyó para los Mets con Starling Marte envuelto y listo para ser colocado en el jardín central.

El jardinero veterano acordó los términos de un contrato de cuatro años por un valor modico de $ 78 millones, dando a los Mets un tercer jugador nuevo el viernes. Antes, los Mets ya habian agregado  al jardinero Mark Canha en un contrato de dos años por $ 26.5 millones con una opción de club para 2024 y con el veterano jugador de cuadro Eduardo Escobar en un contrato de dos años por $ 20 millones con juna opción del club para 2024.

Los Mets firmaron a los jugadores de posición de agente libre con la sexta, decimo segunda y decimo sexta proyeccion de WAR más alta.Según este parámetro, Canha era el mejor jardinero izquierdo y Marte el mejor jardinero central disponible en el mercado. Una noche de trabajo bastante agradable

Starling Marte no necesita carta de presentación y hablamos de lo que puede aportar a los Mets de Nueva York en el escrito: del porqué Marte era la prioridad de los Mets.

Por su lado, Canha, de 32 años, pasó los últimos siete años con los Atléticos, para quienes jugó las tres posiciones de los jardines y la primera base. Las incorporaciones (que también incluyen a Escobar) fueron las primeras de la nota de Billy Eppler, poco más de una semana después de su mandato como nuevo gerente general del equipo.

La temporada pasada, Canha registró una línea de .231 / .358 / .387 con 17 jonrones y 61 carreras impulsadas en 141 juegos. Se une a una mezcla de jardines que, además de Nimmo y Marte, incluye a Dominic Smith, Khalil Lee y Nick Plummer. Dos piezas de la mezcla de los jardines de los Mets de la temporada pasada, Conforto y Kevin Pillar, se convirtieron en agentes libres.

La adición de Canha elimina la posibilidad de una reunión de Pillar. Si Conforto firma en otro lugar, los Mets recibirían una selección de draft compensatoria. Defensivamente, Canha es sólido. La temporada pasada estuvo más dos en outs por encima del promedio como jardinero. Eduardo Escobar,por su parte, es un limpiador de bases ideal para la parte baja de cualquier lineup.

Escobar llegó al equipo All-Star el año pasado, puede jugar segunda o tercera y acertar 63 bombas en las últimas dos temporadas sin corona. Mark Canha se mete en la base y puede jugar un buen jardín derecho, que son dos cosas que agradezco con los brazos y las piernas abiertos. Y Starling Marte robó 47 bases el año pasado, bateó .310 (sé cuánto les importa a los Lindorks el promedio de bateo), y sí, puede jugar un jardín central defensivo como un jardinero central de las grandes ligas, lo que la última vez que revisé es algo importante. algo para tener en un buen equipo de béisbol. Mover a Nimmo a la izquierda y buscar que hacer con el atasco de inadaptados que los Mets solían tirar a la izquierda, ya sea intercambiándolos o haciéndolos armas de banco para cuando Nimmo inevitablemente se lastime.

Con el convenio colectivo cerca de su vencimiento y un cierre patronal previsto para el 2 de diciembre, los Mets calculan que pasarán los próximos días enfocados en Javier Báez y la rotación de titulares. Báez ha indicado que quiere firmar antes del cierre patronal; los Mets se encuentran entre varios equipos en juego para el infielder veterano. En el frente de la rotación, Kevin Gausman podría ser uno de los principales objetivos en el mercado de agentes libres. Un reencuentro con Marcus Stroman puede no ser tan probable.