De ser el mejor jugador de la Liga Nacional en 2018, Christian Yelich reencarnó en un modesto pelotero quizás de nivel colegial que sembró un montón de dudas sobre su condición real en el diamante.

Desde sus años con los Marlins, Yelich mostró calibre para afrontar grandes retos en el Big Show y su llegada a los Cerveceros de Milwaukee le brindó el escenario perfecto para brillar como una súper estrella y ser líder de un conjunto con proyección ganadora.

El resultado no se hizo esperar, Milwaukee pasó a liderar la división central de la Liga Nacional y Yelich en abrir y cerrar de ojos tenía su premio MVP y hasta comenzaron a compararlo con Mike Trout.

Pero...

Sin embargo una lesión en la rótula y serios problemas de espalda le hicieron perder su forma y si tuvo otra buena campaña en 2019, para 2020 y 2021 su estela de MVP se perdió, solo quedaron leves destellos de sus swings en algún que otro buen contacto.

Mucho se habló y se sigue hablando respecto a Yelich, que si un espejismo, que si su éxito era simplemente una racha positiva, hasta se dudó pero en este 2022, las cosas han vuelto a cambiar.

Otra vez

Para el 25 de abril pasado, todo era más de lo mismo con Christian Yelich y su proyección era más de lo mismo, apenas 192 de average, con 302 de slugging y 327 de porcentaje de embasados.

En ese momento los Cerveceros sostenían un récord de 10-6, empatando en primer lugar de su división, gracias a su buen pitcheo, con un Corbin Burnes nivel Cy Young y un Josh Hacer al seguro.

En poco más de diez días las cosas han dado un giro radical y los Cerveceros han ganado 8 de sus últimos diez partidos y en buena medida apoyados por un repunte ofensivo de Christian Yelich.

Yelich ha descollado otra vez con su mejor versión.

El jardinero lidera el béisbol en tasa de golpes duros con el 62,9% de sus contactos y en estos 10 juegos su línea aumentó a 324 de average, con 405 de slugging y 622 de OPS.

Al mismo tiempo, Yelich ha pegado tres cuadrangulares, impulsado ocho carreras y 12 carreras anotadas.

De igual modo en los últimos siete choques, los números mejoran ostensiblemente hasta los 417 de promedio, 517 de slugging y 875 de OPS, guarismos a la altura de un jugador MVP.

En este sentido podemos alegar que su slugging esperado de 613 es también de los mejores de todo el circuito.

Yelich ha enfrentado a los peores cuerpos de pitcheo de la Liga Nacional; Pittsburgh, Cincinnati y Cachorros de Chicago pero igual, frente a ellos un bateador de su altura, solo puede conectar a placer.

Con su espalda sana y sin sombras de lesiones, Christian Yelich estaría regresando a la acción como lo hizo hace ya cuatro años y eso es música para los oídos de los fanáticos en Milwaukee, quienes vuelven a soñar con estar en el Clásico de Otoño.