Si los Cardenales de San Luis quieren contender por la Serie Mundial este 2022 necesitan de un bateador como Kyle Schwarber...eso es un hecho y los números hablan al respecto, los números y la mentalidad ganadora del recio toletero.

No hay dudas que Nolan Arenado y Paul Goldschmidt muestran su solidez año tras año pero tener un bate como el de Schwarber es una garantía de éxito.

 Números

Hablamos de un hombre que en 2021 conectó 32 jonrones entre Nacionales de Washington y Medias Rojas de Boston, mostrando quizás la que ha sido su mejor versión desde su debut en Las Mayores, allá con los Cachorros de Chicago.

Kyle Schwarber has hit 12 HRs in the last 13 games

(which is absurd)

Kyle Schwarber has hit 8 HRs in the last 5 games

(which is ABSURD)

En 2021, Kyle Schwarber fue décimo en todo el béisbol en cuanto a slugging con 556, un guarismo fijado para bateadores con 400 o más turnos al bate.

En este punto entra otro aspecto, válido para tener en cuenta y es que los Cardenales también necesitan de un buen bateador designado y Schwarber ahora mismo, con la adopción del designado universal es el candidato perfecto.

Prioridades

Si bien la gerencia ha dejado entrever que le dará oportunidad a los prospectos de las granjas en el turno de designado; con hombres como Nolan Gorman, Juan Yepéz o Lars Nootbar; ninguno tiene la experiencia y la proyección de Shwarber.

Profundizando un poco más tenemos que todos son grandes prospectos, en particular Gorman quien bateo lo que quiso en AA y AAA el pasado año, con 25 jonrones pero estamos hablando de peloteros para dos o tres años y eso no es lo que necesita San Luis.

Por ello los Cardenales deberían ofrecerle un contrato largo de varios años como quiere Schwarber o darle mucho dinero por uno o dos temporadas...lo cierto es que necesitan de Schwarber de a todas.

Los de Bush Stadium tienen una buena alineación capaces de contender no solo en la Liga Nacional sino en todo el béisbol.

Hablamos de hombres como los ya mencionados Nolan Arenado y Paul Goldschmidt, así como también cuentan con el bateo de contacto de Tyler Oneill y Paul DeJong; además de un buen bateador como el talentoso Dylan Carlson pero igual un hombre como Kyle Schwarber sería el complemento ideal.

Todo depende del gerente Jim Mozeliak y compañía, por ahora la idea ilusiona y con eso basta ; si Schwarber llega, habrá que replantearse las cosas en cuanto a pronósticos.