LANZADORES COMPRENDEN MEJOR SUS DEBILIDADES

Está viendo una tasa de bolas rápidas, la más baja de su carrera, esta temporada: 50.5%, por debajo del 55.6% de la temporada pasada. Si aislamos las rectas de cuatro costuras, La caída es aún más marcada: las ve el 26.7% del tiempo, en comparación con el 34.7% del tiempo la temporada pasada. Soto ha mencionado la falta de lanzamientos para batear, esto es parte de eso. Más que nunca, los lanzadores rivales no están dispuestos a enfrentarse a Soto en sus propios términos.

Todos los bateadores tienen su zona debil. En el caso de Soto son los lanzamientos bajos y afuera, La tasa de lanzamientos hacia abajo y fuera contra Soto ha ido en constante aumento, y esta temporada está en un máximo histórico del 27,4 %.

EL COEFICIENTE DE LA NUEVA PELOTA

El coeficiente de arrastre de la pelota en este momento es el más alto en la carrera de Grandes Ligas de Soto. Como resultado, los elevados y los line drives promedian la distancia más baja registrada en la era de Statcast. Sin embargo, ciertas bolas de aire se ven más negativamente afectadas que otras. Los bateadores que apuntan al campo contrario necesitan cada pie que puedan obtener y, hasta ahora, la nueva pelota ha convertido muchos de sus jonrones en elevados inofensivos. Su wOBA en lineas y elevados en contactos hacia la banda contraria es de .240 luego de que la temporada pasada fuera de .548.

Por x o y razón la pelota viaja menos y esto afecta a jugadores que batean tanto hacia la banda contraria.

MENOS SWING A LOS LANZAMIENTOS QUE DEBE APROVECHAR

Según Baseball Savant, tiene solo un índice de swing del 66% contra lanzamientos en el corazón de la zona, lo que sería el más bajo de su carrera. Eso significa que esta dejando pasar ciertos lanzamientos a los que debería de hacer swing, esta dejando pasar un 4% mas de lanzamientos bateables "con relación al año pasado.

MALA SUERTE

El bajo rendimiento de Soto es en gran medida producto de la mala suerte. Soto tiene un BABIP .215. Incluso pero que el de Joey Gallo. El promedio de bateo en las bolas en juego ha bajado misteriosamente en 2022, pero eso no es suficiente para explicar por qué Soto ha tenido resultados tan bajos en este sentido.

¿Qué es el BABIP? Como lo dice su nombre, se trata de la medición del promedio de bateo tomando en consideración únicamente las pelotas puestas en juego que no resultan en un error o en un cuadrangular, descartando igualmente las bases por bolas y los ponches. Es importante señalar que aunque el cuadrangular es una bola puesta en juego, su resultado no es afectado por la defensa, y por eso se resta en el calculo del BABIP.

Se  ha determinado que el BABIP de un bateador o de un lanzador generalmente debe rondar los .300, por lo que si un bateador cuenta con un BABIP de .220 y mantiene una cantidad promedio de líneas conectadas, entonces el promedio de bateo de este jugador debe subir, y lo contrario debe suceder en caso de que el BABIP se encuentre muy por encima de los .300. Basado en esta stat, podemos decir que Soto no ha tenido suerte, tiene la 28vo mayor diferencia entre su wOBA y el wOBA esperado.

El dominicano tiene una gran tarea que hacer para encarrilar su temporada.