Como perro cuando le lanzan piedras, ha sido la definición de los Cardenales de San Luis en la carrera por la clasificación a la postemporada de la MLB, quienes aferrándose a su historia de club competitivo, se levantan de la tumba con la mirada fija en el otoño una vez inicien los playoffs.

Luego de una primera mitad de temporada intermitente y con el deseo de seguir compitiendo como modelo organizacional, los Cardenales han visto por nueva vez la gloria, aferrándose al segundo sembrado del Comodín en la Liga Nacional de MLB.

La primera mitad para los Cardenales tuvo pocas luminarias, dejando récord de 44-46 en victorias y derrotas, por lo que ya se dejaba entrever lo que podría ser un proceso de reestructuración en las filas de la franquicia, panorama que ha cambiado de pies a cabeza en el segundo tramo de la zafra.

Los Cardenales hoy tienen racha de 12 victorias al hilo, lo que ha vuelto a revivir aquella tendencia en sus aficionados de que "nunca se puede descartar a los pájaros rojos". Mismos que tan solo en la segunda mitad han dejado marca de 38-23, destacando aún más su 15-6 en septiembre, que lo ha llevado de pensarse en planes de reestructuración, hasta su segundo lugar en en el Comodín, alejándose a 5.0 victorias de su rival más cercano (Rojos de Cincinnati).

La undécima victoria al hilo de los Cardenales, levanta aún más lo de nunca descartar su nombre de la competitividad, quienes durante dicho partido este jueves 23 de septiembre, llegaban al quinto episodio debajo 5-0 frente a los Cerveceros de Milwaukee, revirtiendo las cosas para más tarde quedarse con la victoria 8-5. Y es que, cuando estás de buenas, estás de buenas.

              (Cc: Cardinals/Twitter).

Pero está no es tampoco una tendencia desconocida para ellos, bastaría con ver lo hecho en 2011, su año de último Campeonato de Serie Mundial a la fecha, quienes pasaron de una primera mitad de 49-43, hasta 41-23 en la segunda parte del calendario. Lo mismo en 2020, donde lograron a una serie de tres partidos que terminarían perdiendo de los Padres de San Diego en el Comodín, en lo cuál también fue un año de resurgir con un 17-15 en septiembre, en lo que fue su mes de mayor actividad de la recortada zafra.

Y aquí también cabe aquel cuestionamiento de Frankie Ruíz, que aún sigue sin respuesta... "Y como lo hacen (yo no se)

Cual es el negocio (sepa usted)".