Los Cardenales de San Luis tienen fama de austeros y de ser una oficina que logra sus cometidos con la filosofía de "hacer más con menos".

Muchos se van a apresurar a pensar que de eso se trata la buena gerencia. Pero no es del todo así. Digamos que en todas partes la calidad /talento cuesta (vale).

Lo cierto es que en el pasado reciente, a los Cardenales no les ha ido muy bien cuando se han dignado a gastar. Ha habido algunos contratos horribles otorgados en los últimos años. Aquí nos dimos a la tarea de listar cuatro de los peores.

En favor del conjunto de Missouri podemos decir,  que en realidad fue difícil encontrar contratos realmente malos durante los últimos cinco años. Dejamos a un lado los casos como los de Carlos Martínez o Matt Carpenter, que tuvieron resultados mixtos, pudiendo alcanzar nivel de All-Star aunque no resultaran del todo bien finalmente.

John Mozeliak, ha otorgado en los últimos años unos contratos horribles. Pese a todos cometemos errores, estos no podrían terminar sino así. Lucieron horribles desde el día uno del fichaje y se hicieron peor.

El más célebre de los desaciertos ha de ser el que llevó a Dexter Fowler. Tal vez tenga que ver mucho con la relación expectativas - realidad. El que haya sido entre los grandes rivales. Y digamos que los conjuntos están a mano cuando vemos el caso de Jason Heyward en los Cubs.

El caso de Fowler no parecía en sí una mala decisión, sin embargo nosotros sí lo vemos como un acto desesperado, lo nismo que en los otros casos aquí desglosamos, un evento desafortunado en donde no se vio más allá.

 

1. Dexter Fowler 

El dinámico ex primer bate de los Chicago Cubs ganadores de la Serie Mundial, Dexter Fowler dejó a los campeones reinantes para unirse a sus amargos rivales en San Luis con un contrato de cinco años y $ 82.5 millones. Lo que parecía ser un movimiento astuto de los Cardenales para fortalecer su alineación y debilitar a su rival pronto se convirtió en una decisión muy lamentable por parte de la directiva.

Lo cierto es que Fowler venía siendo inconsistente desde Colorado, con un OPS+ mediocre un año, y al siguiente 20% que la media, con todo y Coors.

Durante su período de cuatro años con los Cards , Fowler registró .233/.334/.408 con 49 jonrones, 177 carreras impulsadas y un WAR de 0.2 en 389 juegos. Su respetable defensa y corrido de bases también declinaron durante este período, robó 21 bases y anotó -26 carreras salvadas en su permanencia con los Cardenales. ¡Terrible!

Sí hay que destacar que Fowler era un tipo que jugaba el juego de la manera correcta y era respetado en el clubhouse.

Resultado: Después de cuatro temporadas decepcionantes, los Cardenales enviaron a Fowler a los Angelinos antes de la temporada 2021 y pagaron $14.75 millones de los $16.5 millones que se le debían. Desafortunadamente, la oportunidad de Fowler de un nuevo comienzo se vio truncada en abril después de que un desgarro del ligamento cruzado anterior terminó la temporada y ahora es agente libre.

 

2. Bret Cecil

En la temporada baja 2016-2017, también buscaron fortalecer el bullpen al agregar al especialista zurdo Brett Cecil a un contrato de cuatro años por un valor de $ 30.5 millones.

Aunque Cecil tuvo algunos problemas en la temporada anterior, había sido uno de los relevistas zurdos más consistentes y destacados entre 2013 y 2015. Si Cecil hubiera recuperado su forma en San Luis, habría brindado una opción zurda de élite a un bullpen ya fuerte. Pero no.  En 100 entradas en dos temporadas con el equipo, Cecil tuvo una efectividad de 4.86, con un 2018 especialmente horrendo que lo vio publicar una efectividad de 6.89 en 32.2 entradas.

Resultado: El contrato y el desempeño fueron tan malos que el club lo dejó en libertad después de las dos primeras temporadas, pagando a Cecil $7.75 millones en 2019 y 2020 para que no jugara. No ha lanzado en un juego de Grandes Ligas desde entonces, y es bastante fácil ver por qué.

 

3. Greg Holland

Se firmó al cerrador All-Star Greg Holland por un año y $14 millones en el Día Inaugural de 2018. Después de perder al cerrador proyectado Luke Gregerson por lesión e incertidumbre en el bullpen para el rol fuera de él. El club se hizo grande y trajo al "mejor" del mercado.

Dado que Holland rechazó la oferta de calificación de los Rockies, los Cardenales tuvieron que ceder su selección de segunda ronda a Colorado en el Draft de 2018, al tiempo que perdieron $ 500,000  del fondo de contratación internacional. El club invirtió mucho en un tipo que no tuvo un Spring Training.

Resultado: Solo 11 días después de firmar con el club, Holland haría su debut en San Luis, 9 de abril en casa contra los Cerveceros en entradas extras. Solo seis de sus 19 lanzamientos fueron strikes mientras daba boletos a cuatro bateadores y permitía una carrera mientras registraba solo un out. Así de malo el inicio, que anticipo un final peor.  Con solo 25 entradas de trabajo antes de ser liberado el 27 de julio, Holland registró una efectividad de 7.92, WHIP de 2.24 y un récord de 0-2 mientras desperdiciaba las tres oportunidades de salvamento . Aunque su efectividad fue bastante alta la temporada anterior con 3.61 (aunque lanzando en el cementerio de lanzadores de Coors Field), sus 41 salvamentos lideraron la Liga Nacional.

 

4. Mike Mikolas

En 2018, Mikolas se convirtió en un All-Star y terminó sexto en la votación del Cy Young . El club le otorgó una extensión de cuatro años y $ 68 millones. Es difícil no defender extender a un lanzador que tuvo marca de 18-4 con efectividad de 2.83 en más de 200 entradas de trabajo, pero un equipo que suele ser cauteloso, y pensarse las cosas mucho, probablemente debieron esperar un año más.

Antes de que su extensión entrara en acción, Mikolas tuvo marca de 9-14 con efectividad de 4.16 en 184 entradas para 2019. Se perdió la primera temporada de su contrato debido a una lesión en 2020, y solo pudo lanzar 44 entradas en 2021 con una efectividad de 4.23 y WHIP de 1.21.

Resultado: Mikolas debe ganar $ 17 millones en 2022 y 2023, sus temporadas de 33-34 años. Aún se componga este año, será difícil justificar ese contrato durante las próximas dos temporadas.