Con mas de 100 juegos por disputar todavía, siguen siendo favoritos a todo en este 2022, nómina tienen para ello y todos lo saben, desde La Russa hasta los más acérrimos detractores, pero igual, los Medias Blancas siguen siendo parte importante de la comidilla en el panorama beisbolero de Grandes Ligas.

Tras un comienzo tambaleante en el primer mes, parecía que en mayo se acomodaban con una buena racha de victorias que incluyó barrida a los Medias Rojas en pleno Fenway Park, pero hoy, comenzando octubre la realidad es bien distinta y con récord negativo de 23-24, los del South Side están ahí, como un equipito mediocre que intenta sobrevivir día a día.

La mano de la Russa

Y a pesar de todo, de las malas rachas, el viejo Tony lo ve con un enfoque pragmático, como algo normal, propios de temporadas largas y en este sentido le expresó a Chicago Tribune que para poder avanzar y alcanzar las metas hay que saber aguantar y sobrellevar momentos así.

Al respecto señaló que mayo fue un mes positivo, no solo porque jugaron para marca de 15-12, sino porque enfrentaron a Yankees y Medias Rojas y se saldaron esos cotejos con registro de 7-6, - “… Esa es una buena señal, significa que jugamos con lo que tenemos y vamos avanzando…”.

Todos conocemos a Tony la Russa, es de ese modo desenfadado y muy optimista, jamás va a tirar la toalla, aun sabiendo que las cosas están mal, pues tres días atrás, el torpedero Tim Anderson, uno de sus pilares, tuvo que abandonar un juego frente a los Cachorros y terminó en la lista de lesionados de diez días.

El líder

Anderson lidera al equipo en average, con 356, hits con 58, slugging con 503 y bases robadas con 8 y este es un gran reto ahora mismo, quizás el mas grande pues el núcleo de la producción ofensiva se basaba en el liderazgo de Tim Anderson.

Los Medias Blancas mejoraron ostensiblemente su bateo en mayo, fijándolo en 249, después del anémico 212 de abril, pero se situaron en el onceno lugar en carreras anotadas con 103 y fueron 13 en bases por bolas con 67.

Al respecto el gerente Rick Hahn aseveró que confía en el grupo, pues sabe de lo que son capaces y los números seguirán mejorando con el paso de los días y la suma de juegos.

Los bates despertarán

A propósito, enfatizó que en el pitcheo es muy bueno, Dylan Cease, el mismo Johny Cueto; Lance Lynn, Lucas Giolito; pero los bateadores son mucho más de lo que están demostrando ahora mismo.

Una buena noticia en este sentido es el buen momento ofensivo del primera base José Abreu, quien llegó al martes pegando de hit en ocho partidos seguidos y al parecer ya comienza a engrasar su potente maquinaria.

Los Medias Blancas no pueden pensar en comodines, no, volviendo al punto de partida, equipo tienen de sobra para estar al frente de su división, igual queda tramo para competir, ya Luis Robert está de regreso, habría que ver lo que ocurre en junio.