Día tras días desde que llegó el mes de noviembre los seguidores de nuestra pelota están atento al roster y la alineación de los Tigres del Licey. Todo debido a que los azules esperaban juntar a Oneil Cruz con sus baluartes de la temporada, Ronny Mauricio y Elly De La Cruz.

Sin embargo, el deseo de los felinos se ha ido desvaneciendo poco a poco. Primero, De La Cruz tuvo que abandonar el torneo luego de que su equipo de Grandes Ligas, los Rojos de Cincinnati, le pidieran que parara de jugar. Luego, pero, con Mauricio en las filas, la llegada de Cruz presumía mantener el nivel que junto a De La Cruz el club exhibía.

Hay dos puntos a señalar hasta este momento de la historia; Primero: Que el gerente general del equipo, Audo Vicente, había dicho que De La Cruz y Maucio iban hasta el final. Cosa que nosotros ya podemos no fue cierto; Segundo: Que Vicente también dijo que la entrada de Cruz estaba prevista para el día primero de noviembre y han pasado 20 y tantos días desde la fecha establecida y todavía nada de nada.

Una fuente ligada al entorno de Oneil Cruz le reveló a La Pelota De Aquí que la razón por la que Oneil Cruz no se había enlistado con el Licey era debido a que las partes no se habían puesto de acuerdo en cuanto al salario a cobrar por el torpedero de los Piratas de Pittsburgh. Tres días después de que esta información fue ofrecida en el podcast anteriormente mencionado, Audo Vicente rompió el silencio y en entrevista con Juan Nova, Jr. estableció que esa información era totalmente falsa y que su entrada estaba primero pasando por el “protocolo”.

Cinco días después que Vicente desmintió a La Pelota De Aquí, todavía no hemos visto a Cruz jugar pese a que el ejecutivo dijo que entraría para esta misma semana, que, a contar con este día, han pasado cuatro fechas y todavía nada de nada. ¿Qué tan riguroso es el “protocolo” del Licey que en más de 20 días un pelotero no lo supera?

Sea usted el jurado y decida a quién creerle.