No es la célebre historia de Henry James, no, esta trama trasciende la ficción y llega a la vida real; pues José Abreu no es cualquier pelotero, no, es quizás la cara de los Medias Blancas y uno de los mejores primeras bases de todas las Grandes Ligas.

No es la historia de Henry James pero cuando hablamos de vuelta de tuerca, nos referimos a un suceso que condiciona un giro inesperado, un cambio brusco en una posición o situación dada...y fue así.

La realidad

Hace unos días fue foco de atención otra vez y no por su accionar sobre el terreno, no; José Abreu impactó a muchos de sus seguidores al rechazar la idea del llamado equipo Cuba independiente.

En ese momento, en declaraciones al reconocido periodista de ESPN, Ernesto Jeréz, el estelar primera base de los Medias Blancas de Chicago comentó que no era parte del equipo Cuba de Miami ni de la Asociación Cubana de Peloteros Profesionales.

Des esta manera, Abreu rechazaba todo vinculo con el proyecto creado por Orlando Hernández, El Duque; para conformar un equipo Cuba sin lazos con la Federación Cubana de Béisbol e intentar de este modo participar en el Clásico Mundial.

Uno de las llamadas vacas sagradas se bajaba del carro pues expresaba mucho respeto por los peloteros que todavía jugaban en Cuba.

El acontecimiento enseguida eclosionó y las criticas comenzaron a llover, además del apoyo pues Pito es una de las figuras más queridas, tal vez la de más prestigio entre los peloteros cubanos en Grandes Ligas.

La contradicción

El hecho está en la contradicción que hay en sus palabras, con el estatus que ahora mismo tiene Abreu en Cuba; hablamos de una censura total, como a todo lo relacionado con Grandes Ligas y los cubanos.

Al mismo tiempo, el tratamiento dado por las autoridades deportivas en la Isla a los peloteros que desertaron o se fueron de manera ilegal, es el de traidores.

La vuelta de tuerca

Hace unas horas, el colega Francys Romero acaba de informar vía twitter que Abreu se había reunido con los organizadores del proyecto y les había pedido disculpas por no entender de que iba la idea y a la vez ofreció su apoyo a la misma.

Se trata de un giro radical, de unos 180 grados en esa postura inicial que otra vez vuelve a sorprender, pues tal parece...la presión hizo efecto.

Las reacciones no se han hecho esperar hoy de nuevo y más allá de los diversos criterios, si en algo coincide la mayoría es que poder tener a Pito Abreu dentro del posible equipo, es lo más importante, pues se trata de una pieza importante de ese hipotético elenco.

Si el equipo logra avanzar o no, el tiempo lo dirá, por ahora el tema esta sonando y dando de que hablar.