El swing de Mike Trout lo dijo todo cuando su mirada perdida jamás atinó a percibir esa recta a casi 100 millas por hora, 99,7 para ser exacto, de acuerdo al registro brindado esta noche por Statcast en Angels Stadium.

La historia se veía venir, los Angelinos tenían hombre en primera y un out con Mike Trout, Anthony Rendón y Jared Walsh en fila y entonces llegó él, como el castigador, como una especie de guerrero mitológico, dispuesto  morir en el intento incluso.

La noche del matador

Era la noche de Edwin Díaz, venía con todo, una mezcla de Mariano Rivera, con Trevor Hoffman y Francisco Rodríguez y no falló, debía preservar la ventaja de 3-1 que tenían los Mets de Nueva York y lo hizo con creces.

Comenzó ponchando a Mike Trout con esa bola rápida a casi 100 millas por hora y después de darle la base por bolas a Anthony  Rendón, se excedió con Jared Walsh, a quien le soltó nada menos que 101.6 millas, redondeado a 102 por Statcast, según refleja la transmisión de ESPN.

Ese fue el lanzamiento más rápido del año para el boricua, quien ahora mismo es uno de los hombres más contundentes en el final dentro de todas las Grandes Ligas.

Un registro conocido

Sin embargo, no es la primera vez que Díaz rebasa las 101 millas, esa frontera no es nueva para él pues en 2021 le recetó un envío de 102 millas a Ha- Seong Kun de los Padres de San Diego.

Volviendo al juego, ya con todos los reflectores puestos sobre él, el caribeño cerró a todo tren, con tres ponches consecutivos.

En el primer turno, retiró a Matt Duffy con slider de 92 millas por hora para después cerrar con rectas de 99,5 y 100,7 millas por hora ante Juan Lagares y Kurt Susuki respectivamente.

Otros números

El criollo se anotó de este modo su juego salvado número 12 y además elevó su cifra de ponches a 48.

Al mismo tiempo, Statcast nos muestra que de sus 28 lanzamientos, 4 fueron a 100 millas o más y 10 a 99 millas o más.

Seis años después de su debut con los Marineros de Seattle, todo indica que Edwin Díaz pudiera estar entrando en su madurez deportiva, en el momento cúspide de su carrera y entonces, lo mejor estar por llegar...no hay dudas.