No es un tipo mediático como Gerrit Cole, no, más bien se mueve como en las sombras, pero así y todo es igual de bueno, muy bueno diría y a sus 26 años ya apunta para ganar todo en la Gran Carpa.

Sandy Alcántara es como una locomotora a vapor, indetenible y cuando muchos piensan que está acabado, que ya no aguantara un segundo más encima del box, entonces llega y suelta una recta de humo de 100 millas por hora y deja a todos atónitos.

Los otros días fue así, receto 14 ponches frente a los Bravos de Atlanta y el último de esos chocolates fue con una bola rápida de 100 millas para establecer una marca personal en cuanto a ponches.

He's done both within the last week.

Misión imposible

El propio manager de los vigentes campeones, Brian Snitker declaró a Las Mayores, después del último enfrentamiento entre ambas novenas que Alcántara es un tipo imposible de batear y no parece haber formas para conectarle.

Desde el cubano José Fernández no había un lanzador en los Marlins con esa consistencia y con su trabajo ante los Bravos, llegó a tres aperturas consecutivas de 8 innings o más, algo que no se lograba en Grandes Ligas desde 2019 y nada más y nada menos que el ultimo en hacerlo fue Gerrit Cole.

Por su parte en el ámbito del elenco floridano, habría que remontarse casi veinte años atrás, cuando en 2005 tuvo un rendimiento semejante y entonces tal vez aquí, comencemos a percatarnos de que estamos ante un fenómeno y quizás por jugar en los Marlins de Miami no tenga el impacto de otros, pero hoy mismo, Sandy Alcántara es de los mejores de todo el béisbol.

Números de oro

Desde entre 2020 y 2021, Alcántara ha logrado 40 aperturas de y en conjunto ha logrado sostener una efectividad de 3,16, por lo que la eclosión en este 2022 no es algo casual, son fruto de la consistencia y del trabajo duro.

En esta temporada, el quisqueyano es el lanzador de mas entradas lanzadas, con 74,2 al momento de escribir este texto y su promedio de limpias es de los mejores de la Liga Nacional, poniéndose a la altura de consagrados como Joe Musgrove y Corbin Burnes.

Sus números lo dicen todo, un registro de 6-2, una efectividad de 1,81 y 71 ponches en casi 75 tramos, además de un whip de 0.98; sin dudas registros que avalan cualquier candidatura y lo primero será el Juego de Estrellas, pero a finales de año, será a todos los premios y este, es solo el comienzo.

La hora de Sandy Alcántara ha llegado señores y tras firmar una extensión de 5 años y 56 millones con los Marlins; y con el como referente, todo es posible, además, soñar no cuesta nada.