“… Confiad y esperad…”- sentencia Edmundo Dantes en los últimos parlamentos de El Conde de Montecristo, la célebre novela de Alejandro Dumas y la trama tantas veces contada y vista en la literatura, llevada al cine también, la trama trasciende como en la vida misma para decirnos de una manera simpe que por largo que sea el camino, todo llega, las posibilidades, los sueños que se hacen realidad y eso pensó Joey Meneses ese día, hace ya casi un mes cuando debutó por todo lo alto en Grandes Ligas.

“… Todavía siento que estoy soñando…”- expresó Meneses a los medios, tal como refiere ESPN, tras debutar en Las Mayores con el uniforme de los Nacionales de Washington,luego de diez años de duro bregar en Ligas Menores.

A sus 30 años, el mexicano pegó jonrón en su tercer turno al bate y en la capital de Estados Unidos, sí, allí en Washington el oriundo de Culiacán comenzaba a escribir su verdadera historia.

Una década después…la gloria

Y se dice fácil, diez años, pero en béisbol, es una vida, cinco, diez, cientos de vidas que hacen y rehacen el pasado y el presente de una persona,en este caso un jugador como Joey Meneses que pensó incluso en renunciar al juego tras un periplo por Japón y el retorno le supo a gloria.

Meneses fue subido al primer equipo de los Nacionales luego de la salida del dominicano Juan Soto y de Josh Bell, tras batear 286 de average con 20 jonrones en triple A, y en ese momento pocos pensaron que algo interesante podría ocurrir, pues con Soto, la afición aliviaba las penas y mitigaba la nostalgia por el pasado que se esfumaba junto al recuerdo de aquel anillo de Serie Mundial.

La mejor historia

Y hoy los Nacionales de Washington son últimos en la división este de la Liga Nacional, con marca de 45-87 al momento de escribir este texto, perola estela de Joey Meneses en la franquicia capitalina les da un tono diferente a los acontecimientos.

Desde su llegada el pelotero azteca no ha parado de dejar su impronta en los diamantes, marcando hitos juego tras juego dentro de la organización, al punto que ya, a estas alturas, pocos se acuerdan del mismo Juan Soto.

Una década pasó Meneses para llegar al primer nivel y unas semanas no ha parado de copar titulares, como cuando este 1 de septiembre, frente a los Atléticos de Oakland, soltó su primer jonrón para decidir un juego, algo que no alcanzaba un mexicano desde 2004, cuando el mítico Vinicio Castillo registró la hazaña.

De igual modo, en el mencionado desafío, Meneses pegó 4 hits, para marcar la tarjeta en este acápite también, pues fue su primer partido con semejante cantidad de imparables.

El legado

En sus primeros 24 encuentros, Joey Meneses compiló 31 hits con 6 cuadrangulares, para quedar en el tercer puesto histórico de la franquicia en cuanto a hits conectados en esa cantidad de juegos, justo detrás de hombres como Coco Laboy y Mike Lansing.

En este sentido, vale la pena acotar también, que, en el apartado de los jonrones, Meneses también igualó al mencionado Juan Soto y otras figuras como Danny Espinosa y Geof Blum.

Sin dudas hablamos de otra de esas historias increíbles que nos regala el terreno.

La línea ofensiva de manera general de Joey Meneseslo tiene con 350 de average, 7 jonrones y 15 carreras impulsadas, todo ello en 105 turnos al bate.