Los Yankees de Nueva York quiénes han tenido una seria falencia en cuánto a receptoría nuevamente se han quedado cortos para mejorar la posición número dos.

El toletero puertoriqueño, Roberto Pérez se le fue como un pass ball a la gerencia de los Yankees para hacerse de sus servicios para la temporada de 2022 y tapar de manera definitiva las carencias defensivas del dominicano Gary Sánchez quién estará arribando a su segundo juicio de arbitraje salarial.

Pérez es considerado uno de los mejores receptores defensivos de todo el béisbol de la MLB. Incluso superando al caballo venezolano Salvador Pérez (con el guante) quién no le ha podido coger el número para superarlo detrás del plato pese a sus buenos años.

Para ello, la organización de los Piratas de Pittsburgh fue más inteligente que la que dirige Brian Cashman con los bombarderos del Bronx y adquirieron al talentoso boricua.

El nacido en Mayagüez, Puerto Rico destacó con tan solo tres pecados en 118 desafíos dejando un promedio de .997 lo que lo colocó al límite de la perfección para la zafra de 2019.

En el 2020, previo a la corta temporada de la pandemia, Pérez se volvió a colocar la capa de héroe por los Indios (Guardianes) de Cleveland y volvió a responder en el club que dirige el mánager Terry Francona que es uno de los mejores del negocio.

Roberto Pérez

Pérez no ha tenido un bate decente en su carrera deportiva, apenas promedia para .206 en con 53 vuelacercas y 184 carreras remolcadas por lo que quizá esto no fue bien visto en el estado de Nueva York.

Sin embargo, esto sería un absurdo porque la toletería de las rayas tiene a peloteros de la talla de Giancarlo Stanton, Aaron Judge, Gleyber Torres, Gio Urshela y ellos pueden responder con sus jonrones y carreras empujadas por Pérez.

Los Indios de Cleveland no activaron la cláusula para mantener a Roberto Pérez dentro de su franquicia. Para los ahora llamados Guardianes pareciera que vendrán tiempos austeros.

Por lo tanto esa "baja cantidad" de dinero pudo ser bien invertida en Nueva York y que ahora tendrán que pagarle a Gary Sánchez cerca de los 11 millones de dólares si las proyecciones en cuánto al arbitraje llegase a dar.

Pérez también ha sido un careta fantástico en cuánto a ayudar a sus compañeros lanzadores. Esto hubiese sido de tremenda ayuda a los Yankees quiénes algunos pitchers prefieren no jugar con Sánchez.

El cátcher acumuló en las temporada de 2019 y 2020 una efectividad de 3.60 y 3.20 cuando los pitchers de los Indios (Guardianes) comenzaban a ser desmantelados por su organización.

¿Por qué no lo habrán contratado?

Una lesión en uno de sus hombros quizá fue la alarma de la rara austeridad yanquista quiénes decidieron darle "base por bolas" a Pérez y continuar con su planes de tener a un buen receptor bien sea desde las granjas como desde los otros clubes.

Te invitamos a leer sobre la proyecciones de los Yankees en cuanto a arbitraje salarial dando clic aquí.

También, sugerimos que leas nuestra opinión de quién podría ser una apuesta al futuro dentro del equipo o fuera de el. 

Quizá uno de los maestros para Roberto Pérez, o al menos un buen receptor que lo terminó de pulir fue Sandy León que fuera campeón con los Medias Rojas de Boston en 2018 y luego en la Serie del Caribe de 2022 con los Caimanes de Barranquilla en la República Dominicana. Ambos jugaron juntos en el 2020.