El beisbol vive uno de sus mejores momentos de la historia en cuanto a talento joven. Algunos de ellos ya están dentro del debate del mejor bateador de las Grandes Ligas.Juan Soto entro en la conversación mas temprano, pero Vladimir Guerrero Jr tuvo una temporada completa en 2021 que finalmente marco el rompimiento del hijo de un salón de la fama que en su momento fue catalogado como el mejor prospecto de bateo desde Ken Griffey Jr.

Son dos de los grandes del juego y desde temprano van marcando la pauta que pudiera llevarlos a Cooperstwon.

Pero, ¿sobre quién preferirías construir: Juan Soto o Vladimir Guerrero Jr.?

No puedes equivocarte de ninguna manera, sin embargo Soto parece ser la respuesta mas correcta. Tiene un historial más largo de ser un bateador de élite a pesar de tener casi la misma edad, y es capaz de jugar en una posición de jardín. Además, es zurdo, lo que siempre es una buena ventaja.

23-year-old Juan Soto has now homered in 21 different MLB stadiums.

Claim your free bet tomorrow!

Son esencialmente de la misma edad, pero ya hay más de 2,000 apariciones en el plato de Soto como una superestrella. Ha dado más bases por bolas de las que ha ponchado en su carrera y su comprensión de la zona de strike solo está mejorando. Como tal, es mucho menos propenso a las malas rachas que la mayoría de los otros jugadores. No hay nada de malo en decir que Vlad está un paso detrás de Soto y eso no es un delito. De hecho, iré tan lejos como para decir que espero que estemos hablando de dos miembros del Salón de la Fama aquí. No estoy seguro de cuántos otros jugadores de béisbol tomaría el lugar de Vlad.

Tan joven como es, está en su quinta temporada como productor a un nivel de élite. La combinación de poder y paciencia es la mejor en el juego hoy, y es posible que aún no haya alcanzado su techo. Es una maravilla que, con tanto poder que tiene Soto, tenga más bases por bolas que ponches. Eso es una hazaña en esta era.

Hay ocasiones en las que parece más un bateador único en la vida que un bateador único en una generación. Hay tal precocidad en la disciplina del plato y las decisiones de swing de Soto. Son los mejores en el juego y todavía tiene solo 23 años. Vlad Jr. ha demostrado un techo de poder más alto (48 jonrones el año pasado, el récord personal de Soto es 34). Produjo a un ritmo de élite el día que llegó a las Grandes Ligas. Guerrero no lo hizo hasta el año pasado. Vlad Jr. es impresionante, pero no estoy listo para decir que ha desbancado a Soto como el mejor bateador del juego.

No hay tecnología. No Cámaras. No rastreador. Sin pertrechos. Es solo un bate, una cubeta de pelotas de béisbol, el entrenador de bateo de los NacionalesJoe Dillon y, cuando se trata de dominar los niveles de poder, paciencia y contacto, el prodigio de bateo más grande desde Ted Williams.

Hay otra herramienta que convierte a Soto en un caso atípico: su mente. Su habilidad para decodificar a los lanzadores y el giro de una pelota de béisbol es tan inusual queJohnny DiPuglia, el cazatalentos de los Nacionales que contrató a Soto, lo llama "cosas de OVNI".

Soto ha jugado 464 partidos de temporada regular. En ese momento, solo Williams también tenía 90 jonrones y 350 bases por bolas, y sus totales (Soto tiene 98 y 373; Williams 99 y 375) son inquietantemente cercanos. Al igual que Williams, Soto se destaca por lo bien que ve el béisbol y el juego.