La historia de González es fascinante para quienes amamos explorar los prospectos y lo imprevisible del béisbol.

 Y es que  resulta curioso que  los Guardianes habrían perdido a González en el draft de la Regla 5de no haber sido cancelada está temporada, y al día de hoy ha sido un punto luminoso en el desempeño del equipo de la Gran Carpa en lo que va de temporada.

Pero más intrigante aún, el chico era un agente libre de ligas menores. Cualquier equipo podría haberlo fichado. Resulta que González dijo no quería dejar la organización de Cleveland y rápidamente volvió a firmar con los Guardianes. Pero si otra organización hubiese estado entusiasmada con él, podrían haber contactado de inmediato a su agente y llegar a un acuerdo. No es que generara demasiado interés.
González fue un jugador internacional que salió del  país en 2014. Su bono de $300,000 fue el más grande que el equipo le dio a cualquiera de los jugadores dominicanos esa temporada.

Baseball America cuando se firmó originalmente a González escribió. Sobre él: “El bono más grande fue para el jardinero dominicano de 17 años Oscar González, quien firmó por $300,000 el 2 de julio. Su entrenador, Wason Brazoban, es un cantante dominicano cuyo hit la canción 'En Un Solo Día' alcanzó el puesto 47 en la lista Hot Latin Songs de Billboard. González tiene un marco grande y fuerte (6 pies 2 pulgadas, 180 libras) con un buen potencial de poder desde el lado derecho. Tiene más poder que un bateador puro en este momento, con una velocidad por debajo del promedio y un brazo por encima del promedio que debería encajar en el jardín derecho. Será titular en la Liga Dominicana de Verano”.

González fue bien considerado al principio de su carrera, pero los cazatalentos comenzaron a creer que abanicaba demasiados lanzamientos fuera de la zona de strike, incluso en las menores.
Si bien no era una máquina de ponches, los cazatalentos pensaron que su enfoque indisciplinado conducía a elevados y débiles rodados en bolas fuera de la zona de strike. Proyectaron que los lanzadores de las grandes ligas aprovecharían eso.

De cara al 2021, González tenía 23 años. Había sido profesional durante cinco años. Había descendido en la lista de los 30 mejores prospectos de Cleveland de MLB.com. Luego, González sorprendió a todos al batear 31 HR con 83 RBI entre Clase AA y AAA en 2021, bateando .293 (.871 OPS).

Este fue el informe de Baseball America a fines de 2021: “González ha tenido durante mucho tiempo más potencia bruta, pero este año está haciendo un mejor trabajo al hacer swing en lanzamientos con los que realmente puede conectar. La probabilidad de que González se convierta en un bateador de todos los días sigue siendo escasa. También tiene un buen brazo en los jardines. Es más probable que sea un bate de poder con altibajos”.

Eso probablemente coincida con lo que pensaban la mayoría de los equipos de la MLB. En 504 apariciones en el plato, González tuvo 112 ponches en comparación con 22 bases por bolas en 2021. Los ponches no fueron malos, pero la proporción de bases por bolas fue preocupante.

Desde que fue ascendido a Guardianes, todavía rara vez toma boletos, dos veces en 75 apariciones al plato. Pero solo tiene 11 ponches. Ha acortado su swing, hace contacto duro y no se preocupa por los jonrones, no tiene ninguno. Pero llegó a esta mañana del jueves bateando .361 (26 de 72) con nueve dobles.

 

¿Es legítimo?

Este podría ser el caso de un jugador madurando. Nunca mostró mayor poderío en las menores hasta 2021. A ver por dónde sigue, pero encanta la alegría con la que acciona en el terreno. Que la canción para sus turnos al bate sea de Bob Esponja es genial.