Era otra crónica de una muerte anunciada, sí, se veía venir y no fue Santiago Nasar la víctima en esta ocasión, no, fue el gerente general de los Tigres de Detroit, Al Ávila que fue despedido de su cargo hace apenas minutos.

Solo faltaba eso para pintar ese cuadro apocalíptico, a lo Edvard Münch y miro El grito, ese rostro descompuesto, cargado de espanto y es la sensación que emerge cuando uno mira también lo que fue el paso de la franquicia del estado de Michigan en esta campaña, en los últimos cinco o seis años diría, para ser más exacto.

Fwiw, trading Skubal would be idiotic at best and negligent at worst for Detroit.

Dinámica perdedora

Un paso perdedor que revirtió toda esa época de gloria que vivieron en Comerica Park por más de una década, incluyendo dos presencias en Series Mundiales, en las campañas de 2006 y 2012.

De acuerdo con el portal ClickOnDetroit, citando al canal 4 de la televisión local, Evening News; la información emergió a través de la cuenta de Twitter del equipoy la misma precisaba que el presidente y director ejecutivo de los Tigres de Detroit, Christopher Ilich agradecía a Ávila sus más de veinte años en la organización, así como su entrega y profesionalidad a toda prueba.

La perspectiva

“… Es tiempo de buscar otras opciones…”- señaló Ilich, quien también aseguró que el mismo se encargará de supervisar la búsqueda del nuevo directivo para asumir las funciones de gerente general.

La salida de Ávila tiene lugar en medio de un contexto en el cual los Tigres de Detroit avanzan hacia otra temporada desastrosa, como ha sido la tónica en los últimos años y la marca de 43 y 68, el tercer peor registro de la Liga Americana.

Debió ser y no fue

Si bien es ciertoque Ávila jamás pudo encaminar el equipo, siempre trato de buscar las mejores opciones, no solo con la llegada de AJ Hinch, sino con las mismas contrataciones de hombres como Javier Báez, Eduardo Rodríguez y Michael Pineda; pero nada funcionó y la escuadra fue de mal en peor.

Volviendo a la esencia de la noticia, tenemos que mientras la presidencia encuentre al nuevo gerentes, el cargo lo asumirá Sam Menzin, actualmente vicepresidente y subgerente general