Lo que muchos pueden considerar es una burla y a lo mejor el tema de que no se considera legal, es una tremenda mentira para efectos de lo que significa el espectáculo deportivo. Los Cardenales de San Luis han sido completamente "irrespetuosos" con algunos rivales donde se han montado en el morrito jugadores que no son lanzadores habituales, sí, así como lo lees, son jugadores de posición y lanzaron en un partido en las mayores.

Ahora bien, si eres seguidor de los Cardenales de San Luis o te gusta el béisbol sabes que estamos hablando de que recientemente tanto Albert Pujols como Yadier Molina fueron lanzadores en estos últimos días por el equipo de los pájaros rojos norteamericanos y estos, tienen una lucha interna y divertida, pues están compitiendo ni más ni menos que por el Cy-Young de San Luis al mejor jugador de posición en el montículo 2022.

 

Se sabe que de forma descrita, el equipo de los Cardenales tuvo la osadía de colocar a los antes mencionados en acción durante encuentros donde la diferencia de carreras de ellos era completamente abismal en contra de su rival y es que, no solamente el equipo de los Cardenales ha tomado esta iniciativa, han pasado gran cantidad de peloteros en diferentes equipos que han tomado la pelota y no es que se considere un acto irrespetuoso, sí es poco habitual, sin embargo estamos hablando de que es una estrategia para no sobrecargar a los lanzadores en momentos en los que "no son tan necesarios".

Pujols en su salida, aparte de convertirse en el segundo jugador de posición más longevo en subirse al morrito, recibió dos cuadrangulares en cuestión de solo minutos, sin embargo, su gran detallito es que los otros tres outs fueron en fila y lanzaba bolas que oscilaban entre las 60-70 millas por hora, el juego culminaría a favor de los Cards 15-6.

En particular, el rival de Yadi Molina fue ni más ni menos que el de los Piratas de Pittsburgh, a quienes le llevaban una ventaja abismal de 18-0.

Siendo así, es un verdadero honor que dos peloteros de valía  y de tanta factura hayan estado montándose en el montículo porque hasta en el de Yadier Molina, ambos dos se estaban divirtiendo mientras el careta de los pájaros se encontraba calentando el brazo, pues Albert se encargaba de recibirle los lanzamientos dentro de lo que fueron los primeros movimientos en el montículo.

Tomando como Flashback.

De parte de Molina, no era la primera vez que este lanzaba, se vio lanzando el año pasado en la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico.