Los Yankees de Nueva York no paran de sacudir el actual mercado. Luego de dar un golpe sobre la mesa y realizar un megacambio con los Mellizos de Minnesota en el cual obtuvieron al antesalista Josh Donaldson, el campocorto Isiah Kiner-Falefa y al receptor Ben Rortvedt, al tiempo que se desprendieron de Gio Urshela y Gary Sánchez, acaban de saltar a la palestra con otro interesante movimiento.

Impulsados por la lesión sorpresiva del careta que obtuvieron de los Twins, los Mulos del Bronx decidieron enviar a los lanzadores Albert Abreu y Robby Ahlstrom para recibir al catcher Jose Trevino.

Esta es una decisión que sorprende ya que no es un jugador que encaje demasiado en el perfil ofensivo de los Bombarderos, pero no es menos cierto que han apostado a su muy buena defensa. Ahora, cabe preguntarse: ¿Será el suplente de Kyle Higashioka o tendremos otra vez una disputa detrás del plato? Analicemos este nuevo escenario que se nos presenta.

¿Quién es Jose Trevino?

Trevino es un toletero de 29 años de edad que tiene en su haber 4 temporadas de Grandes Ligas con los Rangers de Texas. En ellas no ha bateado para poder ya que solo posee 9 cuadrangulares de por vida en Las Mayores, pero su constancia ha sido clave para que se sostuviera en el máximo nivel.

Su línea ofensiva vitalicia es de .245/.270/.364, producto de 120 imparables en 489 turnos. En el 2021 se mantuvo dentro de lo esperado con promedio de bateo de .239, 30 carreras impulsadas y 23 anotadas en 89 juegos.

Su solvencia defensiva es bastante destacada, puesto que dirige siempre muy bien a los lanzadores, posee un brazo respetable y una defensa más que decente. ¿Servirá todo esto para pelearle el lugar a Higashioka?

Peligra Kyle

Lo primero que debemos mirar es el hilo ofensivo vitalicio del hoy número 66 de los Pinstripes, .183/.234/.385, el cual comparado con el de 2021, es decir, .181/.246/.389, deja claro que batear para promedio no es lo de este señor.

Ahora, 20 jonrones en su carrera y 10 el año pasado tampoco es que le adjudiquen demasiado poder a su swing, pero sí hay que reconocer que eso es más elogiable que la fuerza del recién llegado Trevi.

Al igual que pasa con el hombre venido de los Vigilantes, donde más brilla Higashioka es con la mascota enfundada, y no es menos cierto que el ser el receptor exclusivo del as Gerrit Cole también le impulsa en la carrera por la titularidad. De hecho, probablemente eso influyó en el hecho de que le ganara la partida a Gary Sánchez.

Pero no se puede negar que quien llega es cuanto menos, una alternativa interesante. Por lo que si Higgy no se pone las pilas, probablemente tendrá que volver a la banca y esta vez no habrá un 'Gary' al cual echarle culpas.