Muchos son los cerradores que han pasado por las Grandes Ligas del béisbol, pero muy pocos los que han dejado huella. Solo algunos han podido brillar lo suficiente en el tiempo como para que sus nombres perduren en la historia del rey de los deportes y son menos aún los que dejaron inscrita su leyenda en los máximos registros de esta difícil tarea que es ponerle fin a los cotejos en sus momentos más apremiantes.

No obstante, en esta era contamos con uno que está haciendo que su talento quede grabado a fuego en los libros de la MLB y que probablemente será recordado durante los años venideros. Estamos hablando de Kenley Jansen, taponero curazoleño a quien todavía le resta carrera, pero que ayer dio un paso más hacia la inmortalidad.

Resulta que salvó su juego 373 ante los Phillies de Philadelphia, afianzándose así en el lugar número 10 de todos los tiempos en el renglón de los juegos salvados y colocándose a solo 4 del noveno lugar, ocupado por Joe Nathan, ex de los Mellizos de Minnesota.

Va por más

Después de que logre superar al otrora seguro de los Twins, Jansen solo quedará entre los activos por detrás de Craig Kimbrel, quien a su vez guarda el octavo cupo histórico con 389 rescates. En la larga escalera suceden en el siguiente orden ascendente hasta la cúspide los siguientes lanzadores retirados: Dennis Eckersley, Billy Wagner, John Franco, Francisco Rodríguez, Lee Smith, Trevor Hoffman y Mariano Rivera.

Cabe acotar que después de la postemporada 2020, donde estuvo bastante dubitativo, Kenley ha elevado su nivel una vez más y luce como una opción viable para cualquier equipo una vez que llegue la temporada baja, ya que solo acordó por un año con los actuales campeones de la Gran Carpa.