Ocho innings con ocho ponches y solo tres hits y en teoría se dice fácil pero lo hecho por Justin Verlander ante los Marineros de Seattle fue una auténtica masacre.

Verlander impusó su condición con una bola rápida sostenida sobre las 95 millas y su potente slider y tal parecía Thor desencadenado encima del box, patentizando su dominio sobre los Marineros, a quienes había sometido 17 veces antes de su salida este sábado.

Un nuevo hito

Con sus ocho tramos caminados, Verlander no solo alcanzó su victoria número 227 de por vida sino que arribó a las 3000 entradas lanzadas en Grandes Ligas.

JV3K.

Con esta nueva marca, el estelar derecho se convirtió en el único pitcher activo con 3000 chocolates y 3000 inings de labor.

Volviendo al juego, tenemos que el diestro no mostró ningún tipo de señal que fuera idea de estar fuera de forma, incluso tal parecía que nunca había salido de los diamantes .

El dos veces ganador del Cy Young, también de la triple corona y ganador de la Serie Mundial en 2017 se mostró en una versión similar a la de 2019, el último año en que vio actividad en Grandes Ligas.

El regreso

Debemos recordar que a finales de julio de 2020, recién comenzando la campaña de 60 juegos, Verlander tuvo que salir por problemas en su brazo de lanzar.

Luego de someterse a cirugía, el veterano se perdió todo 2020 y 2021 para regresar en los Spring Trainings de 2022.

Con 17 temporadas en sus hombros, Justin Verlander, que también fuera Novato del Año en el momento de su debut en MLB con los Tigres de Detroit, allá a comienzos de los 2000.

Con un Justin Verlander en plenitud de facultades, los Astros de Houston pueden aspirar con más potencial incluso en regresar a la Serie Mundial.

En este punto hay algo seguro, si Verlander se retira ahora después de esta temporada, tal vez en 2023, como sea, en unos años estará ocupando su asiento en el templo de Cooperstown pero ahora, la historia no ha terminado.