En esta temporada baja 2022-2023 de las Grandes Ligas muchos son los clubes que han buscado reforzarse de cara al venidero ciclo, por no decir que todos. Cada uno, de acuerdo a sus posibilidades económicas, ha intentado hacer los mejores movimientos comerciales que le permitan potenciar lo que ya tienen en sus nóminas y, por lo tanto, competir de manera mucho más estable y cómoda en la campaña 2023 de Las Mayores.

Ante esta situación, es normal que varios toleteros de un calibre importante ya hayan conseguido un nuevo destino o, en todo caso, hayan regresado a la escuadra a la que antes pertenecían como ocurrió con Aaron Judge y Carlos Correa, por citar par de ejemplos. Sin embargo, sorprende que otros beisbolistas talentosos no corrieron con la misma suerte y todavía yacen en la agencia libre esperando una buena oferta.

Tal es el caso de Jurickson Profar, jardinero con múltiples características y habilidades interesantes que defendió los colores de los Padres de San Diego durante la zafra pasada y que a día de hoy aún se encuentra sin equipo. Esto podría no parecer tan asombroso si no mencionáramos el hecho de que un buen puñado de novenas han coqueteado con la idea de contratarle, pero ninguna le hace un ofrecimiento formal.

Medio mundo lo ha querido

Aunque es normal que estas cosas ocurran y que probablemente el oriundo de Curazao consiga una organización que lo firme en algún punto de aquí al arranque del campeonato 2023 del Big Show, es raro que siga sin acuerdo con nadie. Franquicias como los Rangers de Texas, los Marlins de Miami, los Medias Rojas de Boston, los Rockies de Colorado, los Yankees de Nueva York y los Astros de Houston han mostrado cierto interés en él, pero nada serio.

Sorprende porque su salario apenas rondaría los 7 u 8 millones de dólares por año, algo que no suena exagerado para casi ningún club de MLB en estos momentos. El problema parece ser el impuesto de lujo, algo con lo que coquetean muchas organizaciones en este momento y están tratando de evitar. No obstante, parece que en las últimas horas son los Orioles de Baltimore los que quieren saltar al agua y acabar mojándose por los servicios de Profar. ¿Irá el curazoleño a la División Este de la Liga Americana? Tocará esperar para saberlo.